lunes, 8 de septiembre de 2014

RECOMENDACIONES PARA LA SIEMBRA DE QUINUA (Chenopodium quinoa Willd.) EN EL ALTIPLANO CENTRAL

En general el Altiplano central de Bolivia es una zona agroecológica donde se puede albergar la producción de quinuas de variedades reales, ecotipos dulces y así también de cultivares obtenidos por fitomejoramiento.
Normalmente es este Altiplano se recomienda la siembra de las variedades tardías (Real Blanca, Real Kellu, Real Toledo, Real Puñete, Real Phisankalla (quinua roja) y Kurmi; entre el mes de Septiembre y Octubre las variedades intermedias a semiprecocez como la Chanka Moko, Lipeña, Señora, Utusaya, Jacha grano u otras y a fines de Octubre y principios de Noviembre variedades precoces como la Mañiqueña o noventón, Canchis, Craiquimeña y otras.
Para la siembra de cualquier variedad lo primordial es la preparación de los suelos; en el A. Sur se hace una roturación temprana en los meses de Febrero y Marzo; en el Central puede aplicarse esta técnica pero también es posible la roturación tardía con la humedad de las primeras precipitaciones tal como ha esta pasado desde los primeros días de este mes de septiembre; para la roturación se recomienda el arado de cincel, sin embargo si no se cuenta con este implemento necesariamente lo que está más a la mano es el arado de discos que no es recomendable por los problemas de erosión posteriores debido a la destrucción de la estructura del suelo pero lamentablemente es una práctica muy enraizada en el Altiplano y es un implemento que casi va casado con el tractor, bueno 1 ha dependiendo de la textura del suelo arenoso, franco o arcilloso se rotura entre 3 a 5 Hrs.; posteriormente se realiza una rastreado con una rastra mullidora, que demora entre 1:30 a 3 Hrs. esto se puede realizar en la primera quincena de Septiembre; en la segunda quincena de septiembre ya se debe planificar la siembra de las variedades tardías; se recomienda realizar la siembra después de uno o dos días de una lluvia fuerte, para garantizar la germinación y emergencia de las semillas; si no existe esta se debe realizar un pre riego ya sea por canales (tradicional) o tecnificado con sistemas de riego presurizado.
Los sistemas de siembra son los siguientes:
A golpe sobre surcos: se puede utilizar la sembradora de quinua, la Satiri I, o la Satiri III o realizarlo a pulso:
Se derrama 30 a 50 semillas de quinua cada 0,9 m sobre el surco, (dependiendo de los factores abióticos o bióticos que puedan afectar a las plántulas recién emergidas)
    30 a 50 semillas                      30 a 50 semillas                                90 a 80 cm
-------------O--------------------O-------------------O--------------------O---------------
                                                                                                                                                             90 a 100 cm
-------------O--------------------O-------------------O--------------------O----------------
La cantidad de semilla utilizada en este sistema es de 4 a 6 Kg por Ha
En  surcos a chorro continuo: se derrama la semilla la cual se siembra el trigo  o la cebada por lo cual se puede utilizar una surcadora o también realizarlo a mano.
Dependiendo de la densidad de plantas que se quiera obtener se utiliza de 6 a 8 Kg de semilla/ha.
Se recomienda una distancia entre surcos de 50 cm, aunque esta se puede ampliar a 90 cm.
-Si la distancia entre surcos es de 50 cm y la densidad es de 6 Kg de semilla, en 5 metros lineales derramara 1,5 g de semilla.
-Si la distancia entre surcos es de 50 cm y la densidad es de 8 Kg de semilla, en 5 metros lineales derramara 2 g de semilla.
Distancia óptima entre plantas de 7 a 15cm.; si existe un distancia menor entre plantas a los 30 días después de la emergencia del cultivo se recomienda realizar el raleo de plantas.
 Derramar una semilla cada 3 a 7cm (se prevé la mortandad de plántulas)
--o--o--o--o--o--o--o--o--o--o--o--o--o--o--o--o--o--o--o--o--o--o--o--o--o--o—
                                                                                                                                                             50 cm
--o--o--o--o--o--o--o--o--o--o--o--o--o--o--o--o--o--o--o--o--o--o--o--o--o--o--
Si se trata de terrenos nuevos o “purumas” no es necesario la fertilización; en suelos anteriormente cultivados con otros cultivos se recomienda la fertilización localizada con abonos orgánicos como: Estiércol ovino, camélido o vacuno; humus turba, o estiércoles previamente fermentados como el Bocashi. De pendiendo del insumo que se utilice la cantidad requerida varia de 1 a 10 Tn/Ha.
Bueno por el momento eso es lo que podemos comentar, espero les sirva  para que ya este año puedan comenzar la siembra de quinua siempre de manera orgánica sin la necesidad de ampliar extensas áreas de terreno con el consiguiente desmontado de Tholares, quema de pajanolaes y pastos nativos que tanto bien le hacen a nuestro medio ambiente y tanto lo necesitan nuestros animales. Solo amplíen un área de terreno que pueda manejar de forma ecológica y sin la necesidad de utilizar productos químicos ya sea para el control de plagas o de enfermedades.
Rubén R. Miranda M.

Oruro, 09 de Septiembre del 2014

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Quinua el Grano de Oro

Quinua el Grano de Oro