jueves, 21 de junio de 2018

Peligra sostenibilidad de cultivos de quinua

El uso de semillas certificadas de quinua apenas llega a 4 por ciento de los cultivos del denominado, “grano de oro”, lo que provoca que la productividad llegue solamente a 600 kilos del cereal por hectárea, mientras que países de la región registran más doble, informó el director del Instituto Nacional de Innovación Agropecuaria y Forestal (Iniaf), Carlos Osinaga.

La declaración de Osinaga tuvo como marco el acuerdo que el Gobierno tramita con China para exportar café y quinua y señaló que trabajan para incrementar los volúmenes de producción de ambos rubros.

Sostuvo que ese uno de los grandes desafíos que tiene el Iniaf, y para ello están desarrollando técnicas que permitan mejorar el rendimiento de la superficie cultivada, y una de ellas es la semilla certificada que puede aumentar 25 por ciento el rendimiento.

Dijo que el rendimiento de la quinua está en 600 kilogramos por hectárea, superior a media tonelada, mientras que en países vecinos supera la cifra y llega a 1.500 kilos por hectárea, si bien mayor a la producción boliviana, pero no en calidad.

USO MARGINAL

Sostuvo que el uso de semilla certificada por los productores de quinua está entre 3 a 4 por ciento a nivel nacional, que representa una proporción casi marginal; puso como ejemplo que en Oruro el número de productores del cereal es 2.000, y si se aplica el porcentaje de la aplicación de semilla certificada ese universo se reduce a 30.

Confía en alcanzar la meta de 60 por ciento de productores que utilicen semilla certificada, y motivar la adopción de mejoras en el actual sistema de producción, a pesar de los precios del cereal en el mercado internacional.

Reconoció que no es fácil entender los beneficios del uso de semilla certificada, pero se observa su impacto inmediatamente en el rendimiento, y los volúmenes logrados.

CAFÉ

En el caso del café, informó que se puso en marcha un programa a nivel nacional por cinco años, y tiene tres ejes: promover la producción primaria, ampliar los cultivos de café y la restitución de las plantas viejas, para que aumenten los volúmenes de rendimiento para cubrir la demanda de los países.

Dijo que el INIAF trabaja en la producción de plantines de alta calidad. El programa también cuenta con el apoyo del Servicio Nacional Agropecuaria e Inocuidad Alimentaria (Senasag). Existe asimismo la asignación de 182 millones de bolivianos para promover estas mejoras en el siguiente quinquenio.

CONCURSO

Por otra parte, en el ámbito de las políticas públicas de desarrollo económico y social, ayer se lanzó la cuarta versión del concurso departamental de innovación agropecuaria y forestal.

El mismo se llevará el 28 del presente mes en la plaza San Francisco, en la que participarán productores, generadores de conocimiento, es decir universidades, y los prestadores de servicios.

Quinua el Grano de Oro

Quinua el Grano de Oro