domingo, 16 de agosto de 2009

La industria quinuera crece con inventores bolivianos

“Ya tengo como 60 pedidos de las nuevas máquinas”, puntualizó con orgullo Víctor Pacosillo, el diseñador y fabricante de la planta beneficiadora de quinua, quien trabaja contra el reloj en los prototipos de cosechadoras y sembradoras que no dañan la superficie altiplánica.

En agosto empieza la época de siembra de la quinua real y en mayo se cosecha el grano de oro.

Pacosillo, con apoyo del CPTS, espera tener listas las máquinas hasta fines de año para que el 2010 sean utilizadas por productores quinueros potosinos y orureños.

CPTS diseñó la tecnología, con apoyo financiero de Usaid y la Embajada Real de Dinamarca, y en alianza con Industrias Metálicas Andina instalaron seis plantas de beneficiado en fábricas de empresas exportadoras de quinua.

Ellas están ubicadas en La Paz, Oruro y Potosí. El conjunto de la producción de estas exportadoras corresponde al 82% de todas las ventas externas quinueras.

Andean Valley adquirió una de las primeras beneficiadoras de quinua, que opera en Jupapina. Exporta el grano orgánico y productos con valor agregado como fideos, pudines y hamburguesas de quinua. Hace pocos meses está en los principales hipermercados y supermercados cerealistas de Sao Paulo, Brasil.

Cuenta en su equipo con dos ingenieros de alimentos bolivianos que han desarrollado la línea de productos. “Elaborar los fideos nos costó un año, porque no es fácil hacerlo. Vendemos una cajita de 227 gramos, que en el supermercado se vende al cliente en unos 18 bolivianos. El precio se duplica en mercados extranjeros”, destacó el gerente general, Javier Fernández.

Ante estos resultados, “vamos a ampliar la planta en El Alto. Allí estamos montando dos líneas de procesamiento para producir un container por día”. Andean Valley exporta a un precio de alrededor de 3.000 dólares la tonelada de quinua (FOB Arica). Es la tercera exportadora del país. Las asociaciones de productores lideran las listas. La inversión de su nueva planta es de nueve millones de dólares.

El precio de una planta beneficiadora puede llegar a costar unos 80.000 dólares, indicó Víctor Pacosillo. Es una inversión que otros productores ya realizaron. El costo de las nuevas máquinas agrícolas que fabricarán para 60 clientes, será similar al actual.

En Potosí, la empresa Andar de Los Lípez fue la primera que invirtió en la producción en línea de barras de quinua con chocolate. Los contactos que realizaron en la rueda de negocios les permitió detectar que necesitan invertir en maquinaria para envasado, explicó Fabiana Huanca. “Después de eso nos falta encontrar mercado”, nacional y extranjero, agregó.

Este desarrollo tecnológico, que acompaña a los exportadores de quinua real, tiene una alerta roja: la superficie cultivable tiene que crecer para atender una demanda internacional que va en aumento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Quinua el Grano de Oro

Quinua el Grano de Oro