miércoles, 29 de agosto de 2018

"PESTICIDA" A BASE DE SAPONINA DE QUINUA PARA CONTROLAR LA ROYA DEL CAFÉ, IDEA BOLIVIANA QUE VA AL FALLING WALLS


TÍTULO ORIGINAL:

PESTICIDA DE  QUINUA PARA CAFÉ, IDEA BOLIVIANA QUE VA AL FALLING WALLS

Suplmento GENTE-Página 7
miércoles, 29 de agosto de 2018 · 00:04
Ivone Juárez / La Paz

El concurso en Alemania es un escaparate para jóvenes brillantes del mundo. En Bolivia se realizó la primera edición del evento. Diana Losantos, Hugo Mobarec y Rodrigo Loza clasificaron.
“Pesticida” a base de saponina de quinua para café, idea boliviana que va al Falling Walls

Diana Losantos (centro), Rodrigo Loza (der.) y Hugo Mobarec, ganadora y finalistas del Falling Walls versión Bolivia.

Diana Losantos tiene 26 años y es asistente de investigación de la Universidad Católica Boliviana de La Paz. Su idea busca solucionar el problema que generan las plagas en la producción de café, que se traduce en pérdidas millonarias en el sector. Trabajó un pesticida natural elaborado con la saponina (producto que se desecha) de la quinua para mantener lejos de las plantaciones de café a la roya, una de las enfermedades que más estragos causa en los cafetales del país.
Una de las versiones del Falling Walls que se realiza cada 8 de noviembre en Alemania, en conmemoración de la caída del Muro de Berlín.
Es una idea que puede derribar muros y la presentó en la primera edición del Falling Walls (Derrivando muros) que se realizó en Bolivia, en junio pasado. Ganó el primer lugar y el 8 noviembre, cuando se celebra la caída del Muro de Berlín, estará en Alemania mostrándola al mundo.
El Falling Walls es un foro internacional promovido por el Gobierno alemán hace 15 años que persigue hacer de la Tierra un mejor lugar para vivir, esto a partir de las ideas de jóvenes menores de 35 años. Cada 8 de noviembre se lleva a cabo en Alemania.
La competencia es un escaparate para los jóvenes con ideas brillantes.
En el evento se encuentran los jóvenes ganadores de los países donde se aplica el Falling Walls. Llegan a competir con proyectos brillantes para cambiar el mundo, se encuentran y comparten sus experiencias.
La competencia es también una vitrina porque en ella se dan cita las empresas más grandes del mundo para “cazar” a los mejores innovadores.
Diana Losantos, ingeniera química, está emocionada con la oportunidad que tiene ante sí. Está preparándose para presentar su idea ante miles de personas de todo el mundo. “Este es un gran contacto con el mundo para generar mayores proyectos”, expresa.
También, el 9 de noviembre, participará en la Conferencia del Falling Walls, en la que, como cada año, estarán presentes premios Nobel y personalidades mundiales de la ciencia de los negocios, la política, cultura y otros intelectuales que, en 15 minutos, presentan al mundo los resultados de sus últimos descubrimientos y estudios, que son una respuesta a la pregunta de la competencia alemana: ¿cuáles son los siguientes muros que debemos derrumbar?

Diana Losantos, Hugo Mobarec y Rodrigo Loza, en entrevista con Página Siete.
Primera edición en Bolivia
Diana se presentó a la primera versión del Falling Walls en Bolivia, organizado por el Servicio Alemán de Intercambio Académico, en cooperación con la Embajada de Alemania. En tres minutos, en inglés, y ante un jurado calificador interdisciplinario, dio a conocer su proyecto, que obtuvo el primer lugar.
A la competencia también llegaron Rodrigo Loza, ingeniero biomédico, y Hugo Mobarec, también ingeniero químico, y con sus proyectos lograron el segundo y tercer lugar, respectivamente.
La idea de Rodrigo para derrumbar muros es, echando mano a la inteligencia artificial, área que domina, desarrollar diagnósticos clínicos digitalizados. Está tras ese objetivo hace tres años, desde la universidad. Llegó a concretar un prototipo avanzado, sometido a pruebas exitosas.
Por su lado, Hugo Mobarec tiene la idea de crear un dispositivo con biosensores que permita a los comunarios de las áreas donde se tiene actividad minera medir la calidad del agua que consumen, si está contaminada o no. “La idea es que los comunarios puedan tomar un pedazo de papel, sumergirlo en el agua, y, basado en si cambia o no de color, advertir si es apta para el consumo”, explica. Añade que se trata también de “traspasar el empoderamiento del diagnóstico del agua de las autoridades a los usuarios”.
Hugo quiere dar un paso más y que su idea llegue incluso a una instancia en la que sea la gente la que pueda optar por algún tipo de tratamiento para descontaminar el agua antes de consumirla. “El impacto social sería mayor”, afirma Mobarec.
Rodrigo y Hugo coinciden en que su mayor reto en la primera edición del Falling Walls en Bolivia fue hacer su presentación en tres minutos, en inglés. “Fue divertido, un desafío porque tenías que buscar muy bien las palabras para expresar la idea y resumir los años de trabajo en tres minutos, pensando en el impacto”, comenta Rodrigo.
La primera versión en Bolivia
En junio se desarrolló en Bolivia la primera versión del Falling Walls (Derrivando muros), organizado y financiado por el Servicio Alemán de Intercambio Académico en cooperación con la Embajada de Alemania en Bolivia y la Universidad Católica Boliviana.
100 jóvenes de diferentes regiones de l país se presentaron en el concurso con diferentes proyectos que buscan resolver problemas sociales, de medioambiente y hasta de negocios en el país.
“Necesitamos instituciones y entidades que ayuden garantizar que el ganador pueda viajar a Alemania”, dice Claudia Ullrich.
Añade que con la experiencia de la primera versión del Falling Wall en Bolivia se está pensando en realizar preconcursos en los departamentos del país, para que los ganadores se presenten en La Paz, donde se escogerá al ganador que viajará a Alemania a presentar su proyecto.

Fuente: https://www.paginasiete.bo/gente/2018/8/29/pesticida-de-quinua-para-cafe-idea-boliviana-que-va-al-falling-walls-192074.html#&gid=1&pid=NaN

6 comentarios:

Quinua el Grano de Oro

Quinua el Grano de Oro