jueves, 30 de mayo de 2013

La galleta de quinua o quispiña es la preferida en Corpus Christi


La celebración católica del Corpus Christi está enraizada en la cultura andina a pesar de haberse declarado al país como un estado laico.

A diferencia de las ciudades donde las frutas y platos especiales dominan la celebración del Corpus Christi (Cuerpo de Cristo), en las áreas rurales, la galleta de quinua o más conocida como la quispiña es un bocado tradicional alimenticio que se consume en áreas rurales para esta celebración religiosa católica.

Esta tradicional celebración significa la solemnidad del Cuerpo de Cristo y se recuerda una vez al año conmemorando la Santa Cena donde Jesús entregó el pan y el vino como símbolo de su cuerpo y sangre.

Muchos católicos tienen la costumbre de asistir a las misas, comer abundante fruta porque se entiende que se debe cuidar y tratar bien al cuerpo, aunque esta costumbre está perdiendo su esencia.

“Yo recuerdo cuando era niña, nos levantábamos temprano y con mi papás y abuelos nosotros alistábamos todo para preparar la comida para el mediodía, pero preparábamos con la mejor cosecha, todo era natural, no como ahora se consume las frutas transgénicas”, dijo Beatriz Quispe, asambleísta departamental.

Beatriz recapituló como en las fiestas que se celebran en el sector de la cordillera, provincia Omasuyos. La quispiña es un bocado muy apetecido y apreciado en el área rural, toda vez que tiene un significado para la población.

“La persona que lleva quispiña a los apthapis, sobre todo hablando de las mujeres, es muy valorada porque dicen que ella sí sabe hacer las cosas”, señaló Beatriz.

Hoy, a modo de celebrar el Corpus Christi en distintas comunidades altiplánicas, preparan este producto a base de quinua.

“Primero se cosecha la quinua, se golpea, se saca toda la cáscara, después otra vez en los batanes sacan las cascaras, luego lo lavan y sacan las piedritas en bañadores. Después la quinua la secan y hacen moler, entonces ponen cal, pero hay que saber calcular”, relata Quispe.

Una vez conseguida la cal y la “harina de quinua”, encienden los fogones y en ollas hechas de barro asientan pajas bravas y secas, donde ponen los trozos de este alimento para su respectiva cocción. Entonces ya está listo para consumirla.

También la gente del área rural elige lo mejor de su producción para preparar sus alimentos, elige los mejores ganados, vacunos y demás para el consumo.

Van a las ferias para hacer compras de frutas variadas de acuerdo a la estación del año, en este caso los cítricos.

A diferencia de otros tiempos, la festividad del Corpus Christi ha ido cambiando. Hace años la gente celebraba esta fiesta para alimentarse bien, comer sano. Hoy muchas personas optan por consumir frutos transgénicos, papas fritas, entre otras cosas, según la perspectiva de Beatriz Quispe.

“Yo me acuerdo cuando le veía a mi abuelo con su cabello negrito y le decía abuelito yo quiero heredar tu cabello y tu diente, nada más, esto le decía en broma porque era muy fuerte pese a que tenía avanzada edad ha muerto con 108 años. Antes se comía bien, ahora consumimos puro transgénicos. La manzana chilena es injerto, transgénico”, recordó emocionada Quispe.

Muchas tradiciones se tienen en cada pueblo y ciudad, mientras unos comen frutos, otros prefieren comer maní, pasankallas y demás.

Generalmente en los pueblos hacen coser la comida bajo la tierra, en hornos instalados temporalmente donde se mantiene el calor, semejante a una estufa.

“También se hace watia, se cocina debajo de la tierra, hay que enterrarlo, eso se preparaba en familia”, enfatizó Quispe.

Luego en familia salen a las canchas a practicar deportes, el más popular es el fútbol.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Quinua el Grano de Oro

Quinua el Grano de Oro