domingo, 6 de mayo de 2012

Sembradora coreana de quinua hace el trabajo de 10 personas

Corea del Sur no es productor de quinua, pero especialistas de ese país crearon una máquina sembradora capaz de remplazar el trabajo de diez agricultores en la labranza de este grano. El equipo será traído a Bolivia para que sea probado por los productores nacionales.

La invención busca mejorar la producción, dicen sus promotores. Y es que según Hyun-Jun Kim, director en el país del Centro Internacional de Agricultura de Corea (KOPIA, por sus siglas en inglés), en Bolivia se siembra más hectáreas de quinua que en Perú, pero la producción es menor.

Datos de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO, por sus siglas en inglés) muestran que en 2009 la superficie sembrada en Bolivia superó las 40.000 hectáreas, con una producción sobre las 20.000 toneladas.

En cambio, en Perú, se sembraron 30.000 hectáreas, pero se produjeron unas 40.000 toneladas.

La máquina surcoreana, que pesa menos de diez kilos y es de fácil manejo, cuesta unos 200 dólares. Es fabricada por una empresa privada de Corea del Sur, pero bajo los requerimientos de Kim, quien está en Bolivia desde hace cuatro meses como parte del acuerdo que los gobiernos de ambas naciones firmaron en 2011 para iniciar investigaciones y compartir tecnología en torno a la quinua y otros productos como la papa.

El aparato no sólo permitirá acelerar la siembra, sino también hacerla de mejor manera.

El especialista asiático explica que la forma óptima para cultivar el grano, según un experimento que realizó, es que cada semilla debe sembrarse separada de otra por una distancia de cinco centímetros y a tres centímetros de profundidad. Debe haber, además, una distancia de hasta 15 centímetros entre surco y surco.

Kim afirma que de forma manual es difícil mantener esos parámetros, pero la máquina sembradora sí puede hacerlo.

“Algunos se pasan (de los espacios), eso no es bueno. Mantener esa distancia, la profundidad, es la mejor condición para una buena cosecha”.

El embajador de Corea del Sur en Bolivia, Chun Young Wook, informó que llegarán al país diez máquinas sembradoras para que sean “probadas” por los agricultores bolivianos.

Una vez que los productores experimenten, deberán efectuar sus observaciones, quejas o pedidos de corrección al producto, para que la embajada las comunique a la empresa fabricante para que realice los cambios requeridos.

Young Wook indica que después de aquello, si el Estado boliviano requiere más unidades, se buscará la forma de financiar su adquisición.

“Si no hay más quejas su Gobierno, mi Gobierno vamos a buscar una solución de presupuesto para entregar a campesinos”, afirma.

Otro convenio

Dentro de la línea del acuerdo establecido entre los gobiernos de ambos países, también está uno suscrito en febrero pasado entre el Instituto Nacional de Innovación Agropecuaria y Forestal de Bolivia y KOPIA para realizar un estudio con el fin de lograr producir quinua en tierras bajas, una zona donde no es tradicional el cultivo de este producto.

El embajador Young Wook sostuvo que hay la posibilidad de que se pueda cultivar ese grano en tierras bajas, pues hace cuatro años Kim comenzó a experimentar en su país con semillas de la quinua de Perú.

En Bolivia, la región de cultivo del “grano de oro” está en la zona intersalar, entre Oruro y Potosí. Los productores de la zona argumentan que debido al ecosistema de la zona, éste es el único lugar donde puede producirse ese tipo de grano.

Desde su llegada, además, Kim está en búsqueda de semillas para experimentar e identificar qué tipo de grano “tiene más resistencia con el calor (y) con el clima diferente”.

Punto de vista
Juan Carlos véliz Productor de quinua A primera vista, esta maquinaria podría evitar una gran erosión de la tierra como ocurre actualmente con los sistemas de sembradío a mediana y gran escala en las regiones productoras de quinua del país.Las maquinarias que actualmente se utilizan deben operarse necesariamente por tractores y están diseñadas para sembrar en grandes cantidades. En cambio este sistema puede permitir el sembradío quizás con mayor precisión tanto en la distancia de surco a surco y la profundidad, y así tener una cosecha efectiva.

No obstante, uno de los requerimientos de los productores durante los últimos años fue la rapidez en la siembra de quinua, es decir, mientras exista una máquina que realice la siembra con mayor premura mejor, pues ello significa menor inversión de tiempo y mayor cantidad de hectáreas sembradas. Cada año, la frontera agrícola de este cultivo crece, debido a alza del precio de este producto. Entonces, los productores ahora buscan maquinarias que tengan mayor capacidad de siembra y también para la cosecha.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Quinua el Grano de Oro

Quinua el Grano de Oro