martes, 8 de diciembre de 2009

Iniaf logró avances en proyectos de investigación sobre la quinua

El Instituto Nacional de Innovación Agropecuaria y Forestal (Iniaf), logró importantes avances en proyectos de investigación que pretenden explicar las razones por las cuales la quinua persiste de manera sostenida en la región, produciendo en niveles que a pesar del sistema utilizado, se mantiene en un promedio de 10 quintales por tarea desarrollada a lo largo de más de un decenio según datos obtenidos por estudios realizados por la Universidad Técnica de Oruro (UTO).

Según informe presentado por el responsable departamental del Iniaf, Richard Mendieta Cárdenas, el escenario contrasta con lo que ocurre en zonas como Lequezana en Potosí, Luribay o Caranavi en La Paz o valles meso térmicos como los de Santa Cruz, cuyos suelos luego de 10 a 15 años, quedan desprotegidos y salinizados, consiguientemente improductivos y abandonados.

La hipótesis presentada es: “Si el suelo fue y es permanentemente agredido por un sistema productivo convencional, cómo es que aunque en menos cantidad continúa produciendo quinua en el altiplano Sur"

De acuerdo con esta contextualización se hizo necesario conocer qué efecto tienen los salares y los volcanes sobre la fertilización de suelos y producción de quinua.

Tomando en cuenta lo anterior y en un esfuerzo conjunto entre el Iniaf y la Fundación Autapo, se generó la propuesta y a partir de septiembre se realizaron los siguientes trabajos: Selección de comunidades, instalación de parcelas, toma y extracción de muestras de gases y partículas en suspensión y extracción de muestras de plantas.

En el caso de la selección de comunidades, se eligieron las comunidades de Luca, Jirita y Quillacas, las dos primeras con alta influencia de los salares y la tercera un tanto alejada, donde se presume que también recibe alguna influencia en menor intensidad, tras haberse evidenciado que a mayor distancia de los salares, se encuentra el grano con menor diámetro.

En cada comunidad se instalaron parcelas de quinua con 6 ecotipos conocidos con tres repeticiones; las primeras muestras dirigidas a la obtención de datos sobre presencia de elementos, a partir de estos resultados en las siguientes muestras se establecen concentración que permiten correlacionar presencia de elementos en diferentes partes de la planta.

De acuerdo con la metodología habitual en esta tarea, se extrajo y registró las muestras de suelo correspondiente para proceder a su análisis en laboratorio, trabajo realizado en las siembras durante el mes de septiembre.

Según Richard Mendieta, como era previsible, la sequía y los vientos afectaron el establecimiento de parcelas, de manera que se procedió permanentemente a resembrar y regar las parcelas. De haber mayores inconvenientes se verá la posibilidad de tomar eventualmente muestras de parcelas aledañas de los productores, aunque se hace lo necesario para evitar esta contingencia.

Las próximas acciones a seguir son la toma de muestras de raíces, tallos y hojas en la etapa fenológica de desarrollo activo del cultivo, previsto para fines de diciembre.

QUINUA EL GRANO DE ORO

QUINUA EL GRANO DE ORO