jueves, 20 de noviembre de 2008

LA AUTOFECUNDACIÓN

La autofecundación artificial consiste en la autopolinización controlada para propósitos específicos. La autofecundación es el procedimiento imprescindible aplicado en la primera generación filial después del cruzamiento (F1)para obtener la población segregante F2. Por otra parte, la autofecundación es un procedimiento apropiado para la obtención de líneas puras a partir de variedades y/o accesiones mezcladas y poblaciones segregantes.

Las líneas puras obtenidas por autofecundaciones sucesivas son útiles para la hibridación, puesto que los progenitores empleados en la cruza deben ser líneas puras o al menos altamente homocigóticas, lo cual permite la obtención de progenies heterocigóticas en F1, las mismas que a su vez facilitarán la recombinación de genes para generar mayor variabilidad en la F2. Por otra parte, las líneas provenientes de autofecundación son apropiadas para aplicar los métodos de selección recomendados para la quinua.

La técnica de autofecundación en quinua consiste en el aislamiento previo a la antesis con el propósito de evitar la polinización cruzada. La autofecundación es un proceso sencillo, pero se deben tomar algunas consideraciones al respecto. La autofecundación se realiza en toda la panoja o en algunos glomérulos dependiendo del propósito y de la cantidad de semilla que se desea obtener a partir de plantas autofecundadas. Cuando se requiere obtener mayor cantidad de semilla, la autofecundación se realiza en toda la panoja o en la mayor parte de la ella, en caso de que la cantidad de semilla requerida no sea mayor, la autofecundación se realiza solo en pocos glomérulos (entre 8 a 10 glomérulos). En ambos casos, la identificación y el registro de las plantas autofecundadas es importante, los datos deben estar registrados en el libro de campo adoptando un sistema de registros adecuado y como también en campo mediante marbetes con anotaciones y símbolos pertinentes que permitan identificar la planta y el procedimiento del aislamiento (el símbolo de una x encerrada en un circulo representa la autofecundación).

La autofecundación en toda la panoja requiere de un proceso de eliminación de algunas hojas y glomérulos axilares en la base de la panoja, posteriormente se aísla con una bolsa grande compatible con el tamaño de la panoja (15 x 25 cm). En este caso, es necesario colocar un tutor consistente en una varilla de madera o caña de bambú como soporte de la planta para evitar el tumbado de plantas como consecuencia de la mayor superficie de exposición al viento y la humedad del sobre.

La autofecundación en un escaso número de glomérulos requiere de la eliminación de la mayor parte de la panoja hasta quedar con solo entre 8 y 10 glomérulos ubicadas en la base de la panoja, luego se procede al aislamiento cubriendo con un sobre de 10 x 15 cm. Se sugiere incluir en el sobre unas tres hojas para que proporcione humedad en el interior del sobre y evitar el desecamiento de las flores.

Las plantas aisladas durante el proceso de autofecundación, deben ser revisadas periódicamente por el ataque de enfermedades o presencia de insectos, frecuentemente los glomérulos aislados son preferidos por las larvas que consumen el grano en formación.

QUINUA EL GRANO DE ORO

QUINUA EL GRANO DE ORO