martes, 21 de marzo de 2017

Municipios expondrán su trabajo en Congreso Mundial de la Quinua 4


Desde hoy martes hasta el día viernes en Puno Perú se desarrolla el VI Congreso Mundial de la Quinua y del III Simposio Internacional de los Granos Andinos, espacio en el cual se expondrán trabajos de investigación en el cultivo de la quinua de los municipios orureños de Toledo, Caracollo, Soracachi y Salinas de Garci Mendoza.

"A través de técnicos investigadores, productores y personas independientes que han realizado trabajos investigativos respecto a la quinua, estamos recogiendo estos conocimientos en el cultivo en el municipio de Toledo, Caracollo, Salinas de Garci Mendoza y Soracachi, sobre producción de la quinua y la cañahua para ser dados a conocer en Perú donde muchos países estarán presentes con similar propósito", explicó el responsable departamental del Instituto Nacional de Innovación Agropecuaria y Forestal (Iniaf), Richard Mendieta.

El municipio de Salinas presentará la validación de sus equipos agrícolas y las nuevas variedades obtenidas, las cuales en el futuro permitirán contrarrestar los efectos del cambio climático; asimismo los saberes y conocimientos ancestrales a partir de sus productores. Caracollo dará a conocer maquinarias y sistemas de siembra para la obtención de nuevas variedades; algo similar llevará Soracachi.

En cambio el municipio de Toledo a través de la granja Samiri, dará a conocer todo el sistema de producción del cultivo de la cañahua.

En Oruro con el "boom" de la quinua todos los municipios entraron a la producción del "Grano de Oro", pero los municipios tradicionales pertenecen al altiplano Sur y son: Salinas de Garci Mendoza, Santuario de Quillacas y Pampa Aullagas quienes han trabajado desde épocas antiguas en su producción, actualmente se ha extendido al altiplano centro y gran parte de los municipios producen quinua.

Actualmente, según indicó Mendieta, el precio de ese grano está entre 350 a 400 bolivianos, aspecto que preocupa y debe ser hablado a nivel departamental con los productores y autoridades para asumir estrategias, de esta forma tener una sostenibilidad en un futuro.

En ese evento internacional se tiene previsto 180 conferencias y Bolivia llevará 17 ponencias, de estas ocho están a cargo del departamento, aspecto que ratificaría que Oruro es el que más experiencia e innovación ha tenido en la producción de la quinua.

lunes, 20 de marzo de 2017

Mújica S. Ángel. 2010. Potencialidades y perspectivas de la quinua en los países andinos-IIICMQuinua



Expositor: Mujica S. Ángel.
Conferencia: Potencialidades y perspectivas de la quinua en los países andinos
Congreso: III Congreso Mundial de la Quinua
País: Oruro, Bolivia
Año:2010



Ésta fue la 2da exposición realizada en el III Congreso Mundial de la Quinua en la ciudad e Oruro, dentro de 24 Horas se sucederá algo de similar trascendencia para todo el mundo interesado en la Quinua, ésta vez el evento más importante relacionado al cultivo de la Quinua se llevara a cabo en Puno, Perú. del 21 al 24 de Marzo, Amigos todos están invitados al VI CONGRESO MUNDIAL DE LA QUINUA Y III SIMPOSIO INTERNACIONAL DE GRANOS ANDINOS, estos acontecimientos suelen ser inolvidables, hagamos todo lo posible por estar allí.

Rubén R. Miranda C.
20/03/2017

jueves, 9 de marzo de 2017

El revolucionario descubrimiento genético que hará caer el precio de la quinua

Después de que un grupo de científicos descifrara con éxito el genoma de uno de los cultivos más nutritivos y menos aprovechados del mundo, según un estudio publicado en la revista Nature, la quinua el “superalimento” originario de los Andes podría finalmente volverse asequible al público.

Muy popular debido por su valor nutricional y ser libre de gluten, el grano se ha vuelto muy popular en los mercados internacionales hasta el punto de ser alimento imprescindible para todos los amantes de la comida saludable.

¿Cuáles son las bondades de la quinua?

La enorme demanda y el hecho de que la producción sea casi exclusiva de las alturas de Bolivia, Ecuador y Perú hicieron que los precios se dispararan. Los investigadores creen que el acceso a su código genético al completo rápidamente dará lugar a más posibilidades de producción que empujarán a reducir los costos.

Los expertos aseguran que la quinua fue cultivada por primera vez hace más de 7.000 años, en los alrededores del lago Titicaca entre Bolivia y Perú. Siglos después comenzó a ser conocida como el “grano madre” del imperio Inca. Tras la llegada de los españoles, la quinua fue marginada y no se buscó que fuera cultivada a su máximo potencial.

El grano crece en altitudes elevadas y temperaturas bajas, factores que limitan su producción fuera de Bolivia, Ecuador y Perú. Incluso así, algunos otros países la cultivan en pequeñas cantidades.

La composición nutricional de la quinua es rica en proteína y moderada en carbohidratos, ademásde ser libre de gluten. Estas características han provocado un incremento en la demanda internacional. Los precios se triplicaron entre 2006 y 2013, principalmente porque fue adoptada como un “superalimento” en EE.UU. y Europa.

Inicialmente hubo polémica sobre su producción y consumo. Surgieron temores de que el incremento de la demanda y precio del alimento perjudicara a comunidades de bajos recursos que dependen de la quinua.

Sin embargo, un estudio de la Universidad de Towson sugirió que estos aumentos beneficiaron a la región.

Un equipo internacional de científicos asegura que ha alcanzado un gran avance para entender la composición genética del cultivo. “A través de la secuencia del genoma, hemos proporcionado la base para permitir a los cultivadores trabajar mucho más rápido y eficientemente”, dijo a la BBC el líder del proyecto Mark Tester, de la Universidad del Rey Abdullah de Ciencia y Tecnología (KAUST) de Arabia Saudita.

“Ahora se podrán desarrollar más variedades de semillas aptas para condiciones distintas” mundo/noticias-36976846”” más populares. Las semillas de quinua contienen saponinas, un compuesto amargo y tóxico que protege a la planta de predadores. Eliminar las saponinas para el consumo humano incrementa los costos de producción.

“Hemos identificado uno de los genes que creemos que controla la producción de saponinas en la quinua, esto podría facilitar el cultivo de la planta sin saponinas. En ese caso, la semilla tendría un sabor más dulce”, dijo el profesor Tester. A los investigadores de KAUST les atrajo estudiar la quinua por su capacidad de tolerar la sal.

El instituto saudí se interesó en este grano por su gran potencial para crecer en suelos más pobres, como los de Medio Oriente, incluyendo aquellos con un alto nivel de sal. Los científicos creen que el conocimiento genético ahora adquirido permitirá cultivar plantas más pequeñas y productivas que se mantengan rectas. Estos beneficios podrían obtenerse sin el uso de modificación genética.

A mayor oferta, menor precio

Quienes realizaron el estudio estiman que estos nuevos tipos de quinua permitirán que el grano sea cultivado en más partes del mundo, y así una mayor oferta reduciría el precio. “Si llegamos a un precio similar al trigo, se podría utilizar para la fabricación de pan y en muchos otros alimentos y productos. La quinua tiene la oportunidad de realmente agregarle valor a la producción mundial de alimentos”, dijo el profesor Tester. Otros científicos en este campo han dado la bienvenida a la noticia.

“La información de la secuencia del ADN de la quinua es extremadamente valiosa para identificar genes clave que controlan rasgos agronómicos importantes y para identificar la variabilidad genética entre los cultivos”, dijo el dr. Sven-Erik Jacobsen de la Universidad de Copenhague, Dinamarca.

El aumento de la producción y la popularidad del grano podría significar que este deje de estar reservado para los amantes de la buena comida de clase mediay alta de países ricos. “Pueden seguir disfrutándolo”, dijo el profesor Tester. “Pero puede que les moleste un poco que su comida ya no sea tan exótica. ¡Todos los demás lo comerán también!”, agregó.

martes, 7 de marzo de 2017

Royal Quinoa representa a Bolivia en otros mercados



Productores bolivianos del “grano de oro” de los Andes presentaron en Europa la marca “Royal Quinoa Altiplano Sur” para posicionar la denominación de origen del cereal que se cultiva en territorio nacional y para diferenciarlo en el mercado internacional de los que se obtienen en otros países.

El lanzamiento de la marca se realizó en la feria mundial de productos orgánicos Biofach 2017, que se llevó a cabo del 15 al 18 de febrero en Nuremberg (Alemania). “Lanzamos la marca de la quinua real boliviana para diferenciarla de resto de las quinuas del mundo, una marca que el país está trabajando desde hace mucho tiempo”, dijo a La Razón Paola Mejía, gerente general de la Cámara Boliviana de Exportadores de Quinua (Cabolqui), organización privada que aglutina a unos 70.000 agricultores.

“Es una herramienta para que nuestros clientes y nosotros nos empoderemos de ella”, sostuvo la ejecutiva, quien calificó el lanzamiento de Royal Quinoa Altiplano Sur como exitoso. “Nuestros compradores están satisfechos”, dijo.

La marca “debería incrementar” la demanda internacional del producto nacional y generar una mejora en el precio de venta del grano, sostuvo Mejía. “Tiene que permitirnos llegar a ese nicho de consumidores veganos, vegetarianos, orgánicos y celiacos”, puntualizó. Royal Quinoa se lanza en un momento en el que el volumen de las ventas externas de los productores afiliados a Cabolqui aumenta, pero no así los precios.

Alimento promovido por la FAO

La promoción de la quinua es parte de una estrategia más amplia de la FAO para fomentar la producción de cultivos tradicionales u olvidados, como medida para contribuir a la seguridad alimentaria.

El grano es sujeto de estudio en el mundo

Wálter Vásquez - La Paz

Su gran potencial para contribuir a la seguridad alimentaria del planeta ha hecho que el cultivo de quinua se extienda a más de 70 países y ha impulsado investigaciones que permitirán maximizar el aprovechamiento de las cualidades nutritivas del grano.

Es así que el alimento hoy se cultiva no solo en los países de la región andina de América, sino también en Francia, Inglaterra, Suecia, Dinamarca, Holanda e Italia. También se está desarrollando con éxito en Kenia, India, Estados Unidos, China y otros países, según datos de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO).

En Arabia Saudita, por ejemplo, un grupo de científicos logró mapear el genoma de la quinua e identificar el gen que guía la producción de saponinas, el cual podría ser manipulado para eliminar el sabor amargo natural del grano. Este avance hará que en el futuro la quinua se convierta en una fuente cada vez más importante de alimento para el mundo.

La FAO, en colaboración con la Agencia Internacional de Energía Atómica, utiliza a su vez técnicas nucleares para desarrollar nuevas y mejores variedades del cereal, lo que permitirá que el grano se pueda adaptar a las nuevas condiciones causadas por el cambio climático. Hasta el año pasado, se tenían registradas “64 cepas mutantes” de quinua seleccionadas por su potencial de rendimiento y calidad para el mercado, según la FAO, que prevé liberar al mercado las variedades que pasen las pruebas.

Avanza proyecto cruceño para masificar producción de quinua



La investigación privada en la industria de la quinua da sus primeros pasos en Bolivia de la mano de un emprendimiento que apunta a producir el grano andino en suelo cruceño y a triplicar el actual rendimiento promedio de esos cultivos.

Marin Condori, ingeniero agrónomo especialista en mejoramiento genético de plantas, empezó a trabajar en el proyecto hace siete años con el objetivo de tener en Santa Cruz —el nuevo granero del país— un “cultivo alternativo, toda vez que faltan lluvias y cultivos para, principalmente, el invierno” en la región.

Esta labor le permitió realizar pruebas de campo desde 2015 en la Hacienda Agrícola y Ganadera del Señor, ubicada en el municipio Fernández Alonso, donde el año pasado — “cuando se dio una de las sequías más crudas” en ese departamento— se produjeron 1,9 toneladas por hectárea de quinua tropicalizada, siendo que el promedio de productividad del grano en el altiplano es de 800 kilos.

“Nosotros podemos llegar a obtener un rendimiento por encima de las 2,5 o 3 toneladas por hectárea”, sostiene el agrónomo.

El aumento de la productividad y las opciones de cultivo de la quinua en tiempos del cambio climático no solo son de interés del sector privado, el aparato estatal también trabaja en esta materia.

Aunque no cuenta aún con infraestructura propia, el Centro Internacional de la Quinua (CIQ), creado en marzo de 2014, desarrolla desde el año pasado una investigación que busca incrementar el rendimiento de la quinua orureña a través de sistemas de riego y control integrado de plagas, además del uso de semilla certificada y bioinsumos.

AVANCES. El Instituto Nacional de Innovación Agropecuaria y Forestal (INIAF), a su vez, efectuó en 2015 y parte de 2016 una pesquisa para cultivar el cereal en los valles y el Chaco de Bolivia. Sin embargo, este proyecto se dejó de lado para potenciar la presencia del alimento en el altiplano.

“Lo que se está haciendo es fortalecer la quinua en el occidente (...) para que los productores tengan mejores condiciones de vida”. Actualmente, “no tenemos trabajos” para llevar el grano a otras zonas, porque “para el altiplano la quinua se constituye en un medio de vida”, afirma Jorge Guzmán, director de la entidad pública.

Para Condori, la quinua tropicalizada encajaría perfectamente en el sistema de rotación de la soya cruceña, ya que el cultivo intercalado del grano andino evitaría el desarrollo de patógenos (insectos y parásitos) que se multiplican en las áreas de producción en las que la oleaginosa ha sido sembrada de forma continua. Otra gran ventaja de la producción quinuera en oriente, destaca, es que la planta puede desarrollarse dos veces por año, siendo que en el altiplano la cosecha se realiza solo una vez por año, pero con granos más grandes de los que se pueden obtener en Santa Cruz.

“A la fecha afinamos” aspectos del cultivo del cereal “como el manejo, la cosecha, la densidad y el uso de herbicidas, pero genéticamente el material ya está tropicalizado (...). Creo que en breve, dentro de un año y medio o dos, vamos a comenzar la producción comercial”, asevera el ingeniero.

Una eventual producción de quinua tropicalizada en Bolivia “no nos afectará en absoluto” porque “nuestro producto es diferenciado, tiene su marca”, dice Endulfo Gabriel, presidente de la Asociación de Productores de Quinua de Salinas, que aglutina a los agricultores del altiplano sur.

DESARROLLO. “En el mundo se están produciendo hoy diferentes tipos” del grano. “Ya existe la tropicalizada en países del Medio Oriente y en Bolivia es importante también avanzar en este aspecto (...). Entonces, si el Gobierno apoyaría esos procesos estaría bien, porque también estaríamos introduciendo al mercado internacional quinua boliviana del trópico. Esa me parece una buena idea”, comenta el dirigente.

No opina lo mismo Paola Mejía, gerente general de la Cámara Boliviana de Exportadores de Quinua y Productores Orgánicos. “Nos oponemos a que se hagan modificaciones genéticas a un alimento orgánico que ha resultado tener tan elevados valores nutricionales. El grano producido en el intersalar (zona que comparten los departamentos de Oruro y Potosí) es libre de gluten y tiene un elevado contenido de proteínas y litio. Todas estas condiciones serán imposibles de replicarla adaptándolo a otros suelos”, asevera.

Al respecto, Benjamín Martínez, principal dirigente de la Asociación Nacional de Productores de Quinua (Anapqui), expone que el producto final tropicalizado “nunca se va a comparar con la quinua real del altiplano sur, por la calidad nutricional que tiene” este último alimento.

Lo cierto es que el proyecto de Condori se convierte en una opción importante para incrementar la oferta nacional de quinua en momentos en que el país fue desplazado por Perú como el mayor productor de quinua del mundo y en el que el incremento global de los cultivos redujo el precio internacional del alimento.

El cereal se produce al momento en 96 países, por lo que es importante diferenciar el producto boliviano del que se consigue en otros países, recomienda el presidente de Anapqui.

Actores

Marín Condori

‘Alcanzamos 1,9 toneladas por hectárea’

“En la hacienda donde se cultiva la quinua (en Santa Cruz) hemos alcanzado 1,9 toneladas por hectárea, rendimiento que no se consigue en el altiplano. Allá siempre está por debajo de la tonelada por hectárea, a veces 800 kilos en el mejor de los casos. Nosotros tranquilamente podemos llegar a obtener por encima de las 2,5 o 3 toneladas por hectárea”.

Endulfo Gabriel

‘La calidad de nuestro grano se impone siempre’

“Se ha descubierto el genoma de la quinua, una vez descubierto el mundo entero puede hacer lo que quiera con el grano para producirlo. Pero Bolivia tiene una ventaja, cualquier quinua que se produzca en el planeta nunca será igual que la nuestra. No tendremos grandes cantidades, pero nuestra calidad se impone siempre”.

martes, 28 de febrero de 2017

Valor de exportación de quinua cayó en 25% en 2016

La caída del precio de exportación de la quinua, producto de una mayor oferta en el mercado internacional, generado principalmente por el Perú, llevó a mermar los ingresos pese al crecimiento del volumen despachado.

La exportación de quinua, en términos de valor, cayó en 25% en 2016 respecto a la gestión anterior, según datos preliminares del Instituto Nacional de Estadística (INE), difundidos por el Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE).

En la gestión 2015, Bolivia exportó 108 millones de dólares en quinua, venta que cayó a 81 millones en 2016. La reducción se explica por la drástica caída del precio internacional de la quinua. En 2016, el país exportó mucha más cantidad del grano andino que en 2015, pero presentó resultados monetarios adversos.

La caída del precio de exportación de la quinua, producto de una mayor oferta en el mercado internacional, generado principalmente por el Perú, llevó a mermar los ingresos pese al crecimiento del volumen despachado.

En 2015, el precio de la tonelada de quinua fue de 4.248 dólares y en 2016 bajó a 2.742.

El récord de exportación del grano se registró en 2014 con 197 millones de dólares por 30 mil toneladas.

DESTINOS DE LA EXPORTACIÓN

En 2016, EEUU continuó siendo el principal destino de exportación de la quinua boliviana con una participación del 55% del total vendido, seguido por Francia con el 10%, Países Bajos (8%), Canadá (7%), Alemania (6%) y resto de países con 14%.

AÑO DE LA QUINUA

La Asamblea General de las Naciones Unidas ha declarado en 2013 como “Año Internacional de la Quinua” (AIQ) en reconocimiento a la tradición de los pueblos andinos por conservar el cultivo de este excepcional alimento para generaciones presentes y futuras.

Esa determinación provocó que la superficie de cultivos se extienda en el país, hasta dejar sin alimento al ganado camélido, pero la fiebre no sólo fue en Bolivia, sino también en países vecinos y del mundo.

Los cultivos de quinua se extendieron en el mundo, cuyo hecho provocó una merma del valor de la exportación.

Sin embargo, los productores señalaron que debía declararse el Año Internacional de la Quinua Real, debido a que Bolivia es el principal productor de este cereal.

sábado, 25 de febrero de 2017

Las exportaciones de quinua cayeron en 25% en 2016



La exportación de quinua, en términos de valor, cayó en 25% en 2016 respecto a la gestión anterior, según datos preliminares del Instituto Nacional de Estadística (INE), difundidos por el Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE).

En la gestión 2015, Bolivia exportó $us 108 millones en quinua, venta que cayó a $us 81 millones en 2016. La reducción se explica por la drástica caída del precio internacional de la quinua. En 2016, el país exportó mucha más cantidad del grano andino que en 2015, pero presentó resultados monetarios adversos.

La caída del precio de exportación de la quinua, producto de una mayor oferta en el mercado internacional, generado principalmente por el Perú, llevó a mermar los ingresos pese al crecimiento del volumen despachado.

Quinua el Grano de Oro

Quinua el Grano de Oro