lunes, 20 de abril de 2015

Video Un grupo de mujeres exportan sopas instantáneas a base de quinua

Video Productores de quinua de Tarija están en emergencia por una plaga

Gusano afecta a 40 hectáreas de quinua real en Yunchará



Familias campesinas productoras de quinua del municipio de Yunchará segunda sección de Avilés, se encuentran en estado de emergencia, por la aparición de una plaga llamada gusano “cogollero”. Esta plaga pone en riesgo la producción del grano de oro en por lo menos 40 hectáreas de la zona altiplánica del departamento de Tarija.

La situación fue confirmada por el asambleísta electo y productor de la zona Basilio Ramos. El asambleísta electo informó que existe un estado de alerta en los productores de la región, por la aparición de esta plaga en el altiplano que en semanas podría hacer desaparecer importantes hectáreas de producción si no se interviene a tiempo para eliminar el parásito.
“Estamos preocupados por esta situación debido a que está comenzando a ingresar un plaga del gusano cogollero, que termina con la poca producción de quinua dentro de la zona. Estamos trabajando para que las instituciones y autoridades ayuden a frenar esta plaga antes que acabe con nuestra producción”, dijo el ex dirigente campesino
De la misma manera el ejecutivo de la central campesina de Yunchará, Agustín Casasola, explicó que la ampliación de la frontera agrícola de producción de quinua en la zona altiplánica está en riego, a consecuencia de la plaga del gusano y otras enfermedades agrícolas que afectan directamente sus productos.
“Es la realidad que recién estamos identificando, en plena ampliación de la frontera agrícola, y esto pone en riesgo avanzar con la producción hacia más zonas, y también pone en riesgo la seguridad alimentaria, si no intervienen las autoridades provinciales y departamentales para solucionar la demanda”, señaló el dirigente.
Ante esta situación la alcaldesa municipal reelecta en el cargo en ese municipio, Gladis Alarcón, dijo que tras su posesión, inmediatamente reactivarán programas y acciones para frenar la plaga del gusano, pasmo y otras enfermedades agrícolas que ponen en riesgo a más de 40 hectáreas de producción de quinua en la segunda sección de Avilés.
“Ya es de nuestro conocimiento la preocupación que tienen nuestro productores. Queremos decirles que el municipio está trabajando en este tema en coordinación con otras instituciones, y una vez que asumamos el cargo, inmediatamente trabajaremos para garantizar la producción de quinua en nuestra provincia”, dijo la autoridad municipal.
Las familias campesinas de Yunchará, en la provincia Avilés, incursionaron en el cultivo de la quinua hace ya tres años en un espacio de producción de 40 hectáreas aproximadamente. Con el paso del tiempo, la demanda del producto creció notoriamente, a tal punto que terminó rebasando la capacidad en la zona.
De las más de 150 variedades de quinua que se producen en el país, las familias productoras en Yunchará cultivan seis: kello, sajama, pasankalla, negro, morocho y colorado, con buenos resultados de producción que alcanzan hasta dos quintales por hectárea y que ahora están en riesgo.
La alerta de plaga de gusano en el municipio de Yunchará obligó a la dirigencia de la central provincial y autoridades provinciales, como alcaldía, sub gobernación y las instituciones que trabajan en la zona a reunirse de emergencia a fines de mes en un ampliado provincial, para analizar el tema y buscar soluciones a la problemática de las plagas en la región.

ALERTA Familias piden pronta intervención

Las familias productoras de la zona demandan la intervención inmediata de la autoridades departamentales y municipales para cortar de raíz la plaga del gusano “cogollero”, caso contrario, más de 40 hectáreas de producción de quinua corren el riesgo de desaparecer en la zona alta.
También los productores exigen a las autoridades canalizar proyectos de riego y construcción de represas para seguir avanzando en la ampliación de la frontera agrícola de quinua en Yunchará.

viernes, 17 de abril de 2015

Adepquipaz plantea certificación de suelos

La Asociación Departamental de Productores de Quinua de La Paz (Adepquipaz) planteó que en la Cumbre Agropecuaria “Sembrando Bolivia” se aborde el incentivo a la producción orgánica del grano mediante la certificación de suelos.

La gerente de Adepquipaz, Daysi Muñoz, informó a Cambio que esa certificación evitará la producción genéticamente modificada y el uso de elementos químicos, tales como: fertilizantes, pesticidas, antibióticos o aditivos, entre otros.
“Tenemos que realizar una producción orgánica de quinua, porque La Paz tiene bastante superficie productora. La Paz es un potencial productor”, dijo.
Asimismo, indicó que se debe generar una tecnología orgánica capaz de controlar las plagas en los cultivos de quinua para mejorar el rendimiento por hectárea del cultivo.
Por otra parte, Muñoz señaló que esta propuesta debe ser acompañada con la dotación de tecnología avanzada de cosecha para evitar que la quinua termine mezclada con piedras y paja, y sobre todo, cuidar la imagen internacional del “grano de oro boliviano”.
“Si pretendemos incrementar la producción debemos tener tecnología más avanzada, pero sin contaminar”, dijo.
En tanto, expresó su preocupación por la baja de precios y propuso acciones inmediatas para enfrentar esta situación. Sin embargo, reconoció que pese a una serie de obstáculos, la quinua en Bolivia sigue siendo buen negocio para los productores.
La Cumbre Agropecuaria “Sembrando Bolivia”, a realizarse el 21 y 22 de este mes en Santa Cruz, definirá los lineamientos para la revolución productiva alimentaria propuesta por el Gobierno en la Agenda 2025.

jueves, 16 de abril de 2015

Aplican técnicas para evitar erosión de suelos por cultivo de quinua

En la Ruta de la Quinua que se realizó en recientes días, los productores de este cereal mostraron algunas técnicas que utilizan para evitar la erosión de los suelos que provoca el cultivo del "grano de oro".

El presidente de la Asociación de Productores de Quinua Salinas (Apquisa), Endulfo Gabriel Cautín, manifestó que para garantizar una quinua orgánica y evitar la erosión de los suelos, es necesario alternar esta actividad con el manejo de ganado, puesto que el estiércol de los animales es un abono natural que otorga fertilidad al terreno.

Asimismo, el investigador del Centro de Investigación de la Quinua dependiente de la Universidad Técnica de Oruro (UTO), Eusebio Calani, manifestó que es importante rescatar los saberes ancestrales que tienen los comunarios para tener una producción sustentable.

Mencionó que de forma conjunta el Centro de Investigación trabaja con los productores, para que se unan estos saberes con la tecnología, y de esta forma obtener un mejor producto en lo que se refiere al cultivo de quinua, cuidando los suelos para que las nuevas generaciones continúen con esta actividad.

Aseveró que lo que se quiere es tener una producción sustentable de la quinua, es decir que en menor superficie se pueda producir con mayor rendimiento, y esto se logra con el cuidado del suelo.

Sostuvo que Salinas siempre será un productor de quinua, porque así lo permiten las características de suelo que tiene, pues se sitúa en el intersalar; pero se debe mantener estas cualidades aplicando un adecuado manejo de suelo, para lo que es necesario alternar la producción de la quinua con la crianza de ganado y de esta forma obtener un abono natural.

Por su parte, el viceministro de Desarrollo Rural y Tierras, Eugenio Rojas, recomendó a los productores no sobrecargar el suelo, por ello instó a no dejar de lado la cría de ganado camélido, pues es necesario tener estiércol que sirve como abono de la tierra, enfatizó que el manejo y cuidado del suelo es importante para continuar con la producción de quinua orgánica.

lunes, 13 de abril de 2015

Fertilizante elaborado por la UTO eleva rendimiento del cultivo de quinua

Luego de probar durante dos ciclos agrícolas se pudo demostrar que el fertilizante elaborado a base de turba por el Centro de Investigación de la Quinua de la Universidad Técnica de Oruro (UTO), eleva el rendimiento de cultivo de la quinua en un 35 a 40% y que la actividad biológica del suelo se eleva en 35%.

Así informó el docente investigador de dicho centro, Gunnar Guzmán Vega, al momento de mencionar que este es el resultado del proyecto denominado obtención de ácido húmico y fúlvico de turba y el efecto en el cultivo de quinua, el cual se inició el 2013 con el propósito de brindar alguna solución a la problemática que tiene el cultivo de quinua que hace que se pierda la fertilidad del suelo.

Explicó que la turba es una materia orgánica que se encuentra en la comunidad de Achocalla del municipio de Salinas de Garci Mendoza.

Indicó que la composición del fertilizante tiene extracto húmico y fúlvico de turba, que tiene diferentes micronutrientes, estos ácidos húmicos ayudan a que los nutrientes que están fijados en el suelo y no son asimilados por la planta, puedan mejorar sus condiciones de reproducción formando mayor número de colonias, lo cual produce encimas que hacen que los nutrientes fijados al suelo se vuelvan asimilables para la planta; esto también ayuda a que las raíces absorban más nutrientes y que las plantas tengan más contenido de grano.

Mencionó que se recomienda aplicar 20 litros de fertilizante por hectárea en dos oportunidades dentro el proceso de producción.

Aseveró que los resultados del proyecto fueron socializados en cabildos y también en las ferias que se realiza en la población, donde participan diferentes productores, para que puedan aplicar este tipo de fertilizante.

Asimismo, informó que se creó un prototipo a escala donde se almacena el fertilizante, se controla las revoluciones, temperatura y extractante, es un equipo pensando en los productores para que la comunidad beneficiaria pueda adquirirlo.

domingo, 12 de abril de 2015

Preocupa el bajo consumo per cápita anual del “grano de oro”

El Gobierno boliviano expresó su preocupación por el bajo consumo per cápita de quinua en el país, que llega a 1.1 kilogramos anualmente, pese a ser uno de los principales productores de este cereal a nivel mundial.

“El consumo de la quinua es muy bajo. El boliviano apenas llega a comer un poco más de un kilo al año. Debemos promover políticas de consumo interno en coordinación con los gobiernos subnacionales”, afirmó el viceministro de Desarrollo Rural y Agropecuario, Eugenio Rojas, en oportunidad de lanzar la denominada “Ruta de la Quinua”.

A decir de la autoridad, uno de los obstáculos para que el consumo de quinua aumente en Bolivia son sus altos precios en el mercado internacional, aunque cree que éste es el momento de cambiar porque sus costos están en bajada.

Recomendó a los gobiernos municipales y departamentales adquirir más este producto para destinarlo al consumo de los estudiantes con el desayuno escolar.

Además, instó a emplear este cereal en la lactancia materna para el consumo de las madres en el momento de su embarazo y después del parto. “Como gobierno buscaremos algunas otras estrategias de consumo”, añadió.

Sin embargo, la autoridad descartó que desde el Poder Ejecutivo se pueda realizar algún tipo de subvención. “No se puede subvencionar, vamos a incrementar la producción de la quinua en varios lugares, va a ser accesible, no todo tenemos que llevar para la exportación, estamos ampliando las hectáreas de producción, eso va permitir que consuman nuestros niños”, remarcó.

En 2014, el departamento que más ha producido es Oruro con 41.811 toneladas, seguido de Potosí con 30.537 y La Paz con 11.043 toneladas. En total, el país produjo 83.391 toneladas, siendo el primer productor mundial de la quinua.

El país posee el banco de germoplasma más grande del mundo con 3.800 variedades

Bolivia posee el banco de germoplasma de quinua más grande del mundo que está en manos del Instituto Nacional de Innovación Agropecuaria y Forestal y conserva 3.800 accesiones de tipos diferentes del denominado grano de oro.

Entre ellas se encuentran silvestres, parientes silvestres, cultivadas, eco-tipos, entre otros.

“Estas 3.800 accesiones ponen a Bolivia como el líder mundial en lo que es germoplasma de quinua, que es un patrimonio nacional”, aseveró el coordinador nacional de esta entidad, Jorge Guzmán.

Manifestó que cada año se hacen colecciones a nivel nacional e internacional. Este año se tuvo el ingreso al banco de germoplasma de 80 accesiones.

“De las cinco razas de quinua que existen en el mundo, cuatro las posee Bolivia. La única raza que no la tiene Bolivia es la que se produce a nivel del mar, lógicamente porque no tenemos este nivel geográfico”, aseveró.

Incluso se tiene un tipo de quinua que crece en la región paceña de los Yungas y se trabajará en el mejoramiento de semilla para esa región.

Las accesiones son semillas de parientes silvestres y muchas se consumen como la quinua silvestre Jara para la “Kispiña”, que son granos pequeños y amargos.

“Todas estas accesiones son parientes que pueden ser silvestres o cultivables, con diferentes tipos de grano, color y otras características. La ventaja de estas accesiones es que tienen genes que nos permiten hacer el mejoramiento genético de la semilla de quinua, como genes tolerantes a la salinidad, sequía o cualquier otro medioambiente”, aseveró.

Anunció que este año se están seleccionando cuatro nuevas variedades de quinua inscritas en Registro Nacional de Variedades que son: la Quellu, Rosa Blanca, Hutu Segue y la Noventona.

Apuestan a mejorar semilla para optimizar rendimiento de quinua

Ante la preocupante baja de precios de la quinua y la poca competitividad en su exportación, el Instituto Nacional de Innovación Agropecuaria y Forestal (INIAF) trabaja en el mejoramiento genético de la semilla del grano de oro y la recuperación de suelos para optimizar el rendimiento, principalmente del cereal orgánico.

El coordinador nacional del Programa de Quinua del INIAF, Jorge Guzmán, explicó que desde esa entidad pública trabajan en varios aspectos destinados a mejorar el rendimiento y conservar el liderazgo de ser los primeros productores de quinua orgánica.

Reconoció que el grano de oro ya no es exclusivo de Bolivia, sino que incluso se produce en terrenos a nivel del mar y con mejor rendimiento en volumen por hectárea que el altiplano de Bolivia.

El presidente de la Asociación de Productores de Quinua (Anapqui), Juan Ernesto Crispín, expresó su preocupación por la baja de precios y propone acciones inmediatas para enfrentar esta situación.

“Hemos enseñado a muchos países a sembrar la quinua y ahora se siembra en 78 países, lo que hace que bajen los precios del cereal, porque hay mucha oferta, además que no se está trabajando con intensidad en mejorar la productividad en volúmenes, con semillas certificadas”, aseveró.

No obstante reconoció que pese a la serie de obstáculos como baja de precios, tecnología, competitividad, la quinua en Bolivia sigue siendo buen negocio para los productores.

Recordó que hace dos años, el precio de la quinua era de 8.100 dólares la tonelada y en marzo de este año bajó a 3.500 dólares.

Los productores de quinua plantean tres propuestas al Gobierno para que el país retome el liderazgo en la producción de este grano tras ser desplazado por Perú y el acecho peligroso de la India.

Piden que se fortalezca la política de producción de la quinua orgánica, se impulse el registro de la marca o la certificación de origen y se haga una mayor promoción.

De acuerdo con datos de Anapqui, el 90 por ciento de la producción de quinua boliviana es orgánica y solo el 10 por ciento es convencional, mientras que en Perú solo el 40 por ciento de su producción es orgánica.



SEMILLA MEJORADA El Programa Quinua desarrolla trabajos en dos aspectos fundamentales, obtener semillas genéticamente mejoradas y la recuperación de la fertilidad de suelos.

“La semilla certificada nos permitirá mejorar el rendimiento por su calidad, por el tamaño de grano, tamaño de la planta y otras características, además por el porcentaje de germinación y cuando se produzca se espera lograr un rendimiento entre 1.5 y 2 toneladas por hectárea, lo que representa hasta el 150 y 200 por ciento de rendimiento respecto de la actualidad”, aseveró.

Según el experto, el mejoramiento de semilla tiene por objeto optimizar el rendimiento de la producción masiva de quinua y terrenos hasta inhóspitos para ser competitivos.

Guzmán manifestó que en otros países como Perú, se ha incrementado su rendimiento a más de dos toneladas por hectárea. En cambio, en Bolivia no se llega a producir ni una tonelada por hectárea.

“El promedio de producción en el territorio nacional está en 500 kilogramos, estamos hablando de media tonelada”, aseveró. Evaluó que esta baja producción le quita a los quinueros la competitividad a nivel internacional.

No obstante, Bolivia tiene la ventaja de que produce quinua orgánica exportable y se hace bajo normas de certificación orgánica internacional que son “bastante estrictas”.

Destacó que por las características que tiene la quinua orgánica se tendrá aún varios años a Bolivia como líder mundial de este producto.



FERTILIDAD DE SUELOS El Programa Quinua trabaja en la fertilidad de suelos, un tema que afecta a la productividad y competitividad en las exportaciones.

“El incremento del precio de la quinua en su momento hace unos años a nivel internacional ha hecho que la frontera agrícola se desplace. Antes se tenían lugares específicos de siembra en las laderas de cerros”, aseveró.

Pero la introducción del tractor y el incremento de precios hizo que el cultivo se extiende de las laderas de cerros a la planicie, que causó serios problemas, porque se sustrajo el pasto de las llamas y tuvieron que desplazarlos otros lugares.
Productor de quinua orgánica

Bolivia el primer productor de quinua orgánica en el mundo y debe fortalecer ese liderazgo con apoyo estatal, afirmó el presidente de la Asociación de Productores de Quinua, Juan Ernesto Crispín.

Dijo que la quinua real es un producto conocido que tiene un procedimiento técnico en el que no se usa insecticidas químicos.

“Bolivia produce mejor quinua orgánica que Perú y otros países, esa ventaja hay que patentarla con apoyo estatal y para ello esperamos que el INIAF pueda acercarse a nosotros para hacer un trabajo coordinado”, aseveró.

Consultado si Perú le está quitando el mercado y el primer lugar de producción de quinua a Bolivia, Crispín dijo que luego de que el país promocionó el año internacional de la quinua, el vecino país aprovechó esta campaña para redoblar esfuerzos e intensificar la producción de este cereal en sus costas, pero a base de muchos químicos.

La III versión de la Ruta de la Quinua cautiva con su tradición y cultura

La quinua, un cereal muy importante en la dieta de los pueblos indígenas de Bolivia, se la produce en grandes cantidades en nuestro país y de forma orgánica. En ese marco, es promocionada por el Gobierno para su consumo y exportación.

Asimismo, este año el Ministerio de Desarrollo Rural y Tierras promovió la III versión de la Ruta de la Quinua, con el objetivo principal de mostrar las actividades productivas, académicas, educativas y socioculturales en torno al grano de oro.

Dentro de la caravana participaron autoridades de Gobierno como el viceministro de Desarrollo Rural, Eugenio Rojas, y su par el viceministro de Coca y Desarrollo Integral, Gumercindo Pucho.

El recorrido duró tres días por los departamentos de Potosí, Oruro y La Paz, además de las diferentes comunidades productoras del cereal.
En cada comunidad los agricultores pidieron apoyo al Gobierno para seguir produciendo con la mayor calidad posible.

Ruta de la Quinua
El martes 7 de abril, en la ciudad de Uyuni se inauguró la III versión de la Ruta de la Quinua con una feria, en la que se expuso los diferentes productos que puede elaborarse con este cereal, como ser pasteles, galletas, fideo, yogurt, leche y jugos, entre otras variedades.

Los vehículos comenzaron el recorrido dirigiéndose a la comunidad de Chacala. Allí los pobladores del lugar recibieron a los visitantes con música y comida hecha a partir de la quinua.

Con una pequeña demostración de la poscosecha que realizaron en el lugar, y la exposición de la maquinaria que usaron, las personas muy animosas recibieron a los visitantes. Una exposición del Iniaf mostró los 3.104 prototipos de quinua que se tiene y de ellos sólo siete fueron utilizados para la siembra.
El grupo pasó por otras dos comunidades: Candelaria de Viluyo y Coroma, en las que, de igual forma, mostraron su agradecimiento al ver la llegada del grupo. Además, en la región de Coroma presentaron la planta procesadora, la que tuvo un costo de siete millones de bolivianos y que fue financiada por la Gobernación de Potosí.

El miércoles 8, en el municipio Salinas de Garci Mendoza, considerada la capital de la Quinua Real, la caravana visitó la planta procesadora que comenzó a funcionar desde 2008.

En el lugar producen 140 quintales (qq) de quinua por día y al año, alrededor de 40 mil qq, de los cuales exportan un 99 por ciento a Estados Unidos y Europa.

El viaje continuó su itinerario. Tras el arribo al municipio de Pampa Aullagas, denominado la ciudad perdida de la Atlántida por los ríos subterráneos que presenta, hubo una exposición de los productos hechos con el grano de oro.

El grupo siguió con destino al municipio de Orinoca, tierra del presidente Evo Morales; de igual forma se mostró la producción de la quinua, además de la maquinaria que es utilizada en el lugar.

Ya en la noche se llegó a la ciudad de Oruro. En plena plaza 10 de Febrero se armó un acto principal, en el que recibieron al grupo con una exposición de productos hechos con este cereal.

El jueves 9, el recorrido comenzó temprano, la caravana se dirigió a la comunidad de Vilaque, también allí expusieron otra planta procesadora y los productos ya industrializados como ser la harina de quinua, hojuelas y la quinua como tal, entre otras variedades de cereales que produce la región.

En la comunidad de Cauchi Titiri los visitantes fueron agasajados por los lugareños, quienes mostraron todo su potencial en cuanto al cultivo de la quinua.

Por la tarde el grupo se dirigió a Cañaviri, donde los campesinos prepararon una gran ceremonia, mostrando su cultura y los diferentes platillos que hicieron con quinua. Uno de los últimos lugares que se visitó fue la ex Estación Experimental IBTA en Patacamaya. Allí, los trabajadores del Iniaf explicaron sobre cómo los productores de quinua pueden obtener la certificación.

Estudiantes y maestros de la Facultad de Agronomía de la UMSA también estuvieron presentes dando a conocer las investigaciones que realizaron en estos años y la forma en la que pueden ayudar a los productores.

Al llegar a la ciudad de La Paz, alrededor de 30 movilidades ingresaron hasta el Parque Urbano Central (PUC) donde hubo un acto especial de clausura de la Ruta de la Quinua, en la feria del grano ancestral de Bolivia para el mundo.

Tradición y cultura
Dentro de sus tradiciones, las diferentes comunidades por las que pasó la caravana de la Ruta de la Quinua, expresaron su calidez para con los visitantes.

Asimismo, con bailes, comida, además de la demostración de la cosecha de la quinua, los comunarios ofrecieron una ofrenda en agradecimiento a la Pachamama.

viernes, 10 de abril de 2015

La quinua boliviana estará en la Expo Milano



El viceministro de Desarrollo Rural, Eugenio Rojas, informó ayer que se buscará posicionar la quinua boliviana y abrir mayores mercados en Europa con la presencia del país con un stand en la feria internacional “Expo Milano” de Italia.

“Hay que posicionar (la quinua) en Europa, estamos viajando en mayo a Milán (Italia) al evento”, anunció ayer Rojas durante el cierre de la tercera versión de la Ruta de la Quinua que comenzó el lunes en Potosí y culminó en La Paz.

La feria en Italia será del 1 de mayo al 31 de octubre, en este periodo se expondrán todos los productos y derivados del cereal. Además, Rojas informó que el país participará, con una delegación, del quinto Congreso Mundial de la Quinua a realizarse del 27 al 30 de mayo en Jujuy, Argentina.

Ruta de la Quinua recoge propuestas para mejorar la producción

El viceministro de Desarrollo Rural, Eugenio Rojas, señaló ayer que la III versión de la “Ruta de la Quinua” permitió a esa cartera de Estado recoger conocimientos y propuestas para mejorar la producción del grano en el territorio nacional.

Rojas dijo que el viaje hasta la población de Konani (a 100 kilómetros de La Paz) hizo reflexionar a las autoridades de Estado y miembros de instituciones que trabajan en la producción de la quinua sobre lo "mucho que falta por hacer" respecto a la producción del grano.

Para la autoridad es necesario apostar por la industrialización de la quinua y evitar la exportación como materia prima de este grano. Asimismo, explicó que se debe invertir en proyectos para el mejoramiento de la semilla, los suelos y el riego con el objetivo de contrarrestar el cambio climático. Otro problema que mencionó Rojas es la falta de agua y los precios.

Actualmente, solo el 4 por ciento de la producción nacional se industrializa en el país y más del 50 por ciento se vende en grano.

La “Ruta de la Quinua” comenzó el 7 de abril y esta ayer llegó a La Paz, luego de visitar algunas comunidades del municipio de Patacamaya y la ciudad de El Alto.

QUINUA EL GRANO DE ORO

QUINUA EL GRANO DE ORO