lunes, 2 de mayo de 2016

En Oruro buscan enfrentar baja del precio de quinua



El gobernador de Oruro, Víctor Hugo Vásquez, anunció ayer que convocará a los productores de quinua del departamento ante la caída del precio del alimento, de entre Bs 800 y 700 por quintal, a Bs 200. Vásquez lamentó, en una entrevista en el canal estatal, la baja y consideró que es comercializado, prácticamente, en un precio de “remate” y “matando el mercado” de la quinua.

El Gobernador agregó que fue detectada una caída súbita del precio de un promedio de Bs 800 a 200, por lo que en la reunión se discutirán métodos para mitigar esa situación.

No informó cuándo se realizaría el encuentro. La Razón intentó comunicarse con la autoridad, pero no tuvo éxito. La oficina de comunicación del gobierno departamental informó que el martes 3 de mayo se confirmaría la fecha.

No es la primera vez que se advierte el desplome de precios de la quinua. En enero, el ministro de Desarrollo Rural y Tierras, César Cocarico, indicó que en 2015 el precio de la quinua cayó dramáticamente por la oferta de países como Perú.

Este diario publicó el 19 de enero que aquel país desplazó a Bolivia como primer exportador del producto a Estados Unidos. A noviembre de 2015, las ventas peruanas a ese país superaron en 3,67% a los envíos nacionales.

A esto se suma la pérdida de los cultivos debido a problemas climatológicos. Vásquez declaró el 17 de marzo que la región perdió el 31% de la producción de quinua en la campaña 2015-2016 por el fenómeno de El Niño, que se manifestó en el altiplano, principalmente con sequías.

sábado, 30 de abril de 2016

DAÑOS OCASIONADOS POR LAS LARVAS DE LA POLILLA DE LA QUINUA


Los daños que ocasionan los gusanos de los microlepidopteros de las polillas de la quinua pueden ser más o menos severos dependiendo de las condiciones climáticas, zona de cultivo, fecha de siembra y obviamente al manejo preventivo o de control que se haya realizado en las primeras fases fenológicas y durante el grano lechoso.

Rubén Miranda

30/04/2016

viernes, 29 de abril de 2016

Precio de la quinua baja y productores solicitan apoyo

El presidente de la Federación Nacional de Cooperativas Agropecuarias, Mario Tenorio, aseguró que el precio de la quinua bajo de 500 a 200 bolivianos por quintal, y que por lo tanto solicitan ayuda para mejorar el producto.

Según el dirigente, la inversión que hacen los productores no pueden recuperarla, debido a los precios bajos de la quinua. Este aspecto también se debe al ingreso de quinua peruana, con el cual se hace difícil competir, ya que su producción es masiva.

“Las empresas exportadoras nos dicen que el precio por tonelada en otras naciones también bajo de ocho mil dólares a dos mil la tonelada métrica, lo cual hace variar los precios en el país”, indicó.

Reconoció que los productores de quinua deben conseguir una certificación internacional, para que su trabajo sea reconocido en el mundo y sea más fácil exportar el alimento en caso de tener producción excedente.

“Para conseguir las certificaciones internacionales, la quinua tiene que ser ecológica y orgánica”, dijo Tenorio, preocupado por la situación que atraviesa los productores de quinua en el país.

DEMANDAS

El titular agropecuario afirmó que las demandas que tiene el sector tienen que ver con el mejoramiento de riego, tener químicos para prevenir la invasión de plagas, las certificaciones orgánicas a nivel internacional, implementación de tecnología, entre otros aspectos, que pueden mejorar la producción para beneficio de los consumidores.

“Estos elementos que necesitan los productores de quinua, permitirán competir con el Perú y producir de 44 a 50 quintales de quinua por hectárea”, sostuvo.

CAMBIÓ CLIMÁTICO

Tenorio dijo que el cambio climático afectó en la producción de quinua, a los municipios que albergan a las provincias de Omasuyos, Los Andes, Ingavi y Aroma.

“Nos dimos modos para seguir con la cosecha. En la actualidad tenemos un promedio de producción de 30 quintales de quinua por hectárea y en La Paz se está produciendo 10 mil toneladas anuales”, manifestó el representante de las cooperativas agropecuarias.

jueves, 28 de abril de 2016

Por sequía y heladas Productores advierten escasez de papa y quinua

En los últimos meses las sequías y las heladas han afectado en un 75% las áreas de producción de las provincias Gualberto Villarroel, Pacajes, Ingavi y Aroma. Se prevé que en los próximos meses escasee la papa y la quinua, expresó el agricultor del municipio de Comanche, Arturo Quilla.

Indicó que en los próximos meses la disminución de la producción de papa y quinua será bastante notoria, ya que las heladas y sequías afectarán en gran manera a los cultivos.

El altiplano paceño ha sido golpeado por el fenómeno de El Niño y ahora será azotado por La Niña, fenómeno que ha ingresado a con bastante fuerza, con las sequías.

Dijo que el altiplano suministra alimentos a la sede de Gobierno, con productos como la papa, quinua y cebada. Señaló que existe preocupación en los productores por la reducción de la oferta de alimentos, por lo que analizan los mecanismos para evitar la escasez en el mercado local.

“La sequía en las provincias del departamento tiene efectos irreversibles en cultivos y ataca la seguridad alimentaria de poblaciones vulnerables”, dijo.

Más de cuatro provincias han sido afectadas por la sequía en el altiplano norte y sur del departamento de La Paz, las cuales se encuentran en emergencia.

En este sentido, un reporte de la Dirección de la Madre Tierra de la Gobernación, identificó las siguientes provincias aquejadas del cambio climático: Camacho, Bautista Saavedra, Omasuyos, Manko Kapac, Ingavi, Los Andes, Aroma, Pacajes y Gualberto Villarroel.

Según explicaron que la falta de precipitaciones pluviales somete a las plantaciones y cultivos a “estrés hídrico”. Sin embargo, manifestó su expectativa de que en los próximos 10 días las lluvias lleguen a los sembradíos y de esa manera salvar la producción de alimentos y forraje.

miércoles, 27 de abril de 2016

UNA REFLEXIÓN A LOS PRODUCTORES DE QUINUA Y QUINUA REAL DEL ALTIPLANO BOLVIANO

Hoy los precios de la Quinua Real han rebajado y por más de un motivo, realmente no podemos pensar que por nacionalizar una empresa  se vaya a solucionar el problema, es increíble a donde podemos  a llegar y opinar sin el mayor raciocinio.
 
Por qué antes de echar la culpa a alguien primero no reflexionamos en nuestras acciones.:
 
1.         Lo PRIMERO y más grave en los últimos años ABRIMOS DESMEDIDAMENTE  la frontera agrícola en el Altiplano, donde la agricultura extensiva no es racionalmente sostenible, ni amigable con el medio ambiente  a menos que se tenga una adecuada planificación con el suficiente capital humano y económico, pero que pasa la mayoría no lo hace y lo deja todo al azar y benevolencia del clima .
 
2.         Después de haber desertificado nuestros terrenos vamos a otros lugares a desertificar lo que no es nuestro, esta actividad camuflada con el nombre de "PARTIDA" esta DEFORESTANDO nuestras pampas altiplánicas, incendiando y arrancando nuestras T’hulas, ñaka t'hulas, lampayas, pajas y muchos otros pastos nativos.

3.       Y claro ya que hemos conseguido un terreno a la "PARTIDA" vamos con todo con el tractor y para que nos cueste menos roturamos decenas de hectáreas seguidas sin respetar caminos, colindancias con nuestros vecinos, bofedales, pastos nativos y sin dejar barreras vivas que nos ayuden a amainar los efectos de los vientos y además conserven y protejan en ellas a los controladores biológios de las plagas de la quinua. Para colmo muchas veces ni damos la cara y solo contratamos  a los tractoristas  para que roturen los terrenos, los que a su vez solo velan por sus intereses tratando de hacer lo más rápido posible el trabajo, para así poder ir a otra parcela y ganar más dinero a costa de devastar nuestros frágiles suelos altiplánicos.
 
4.       Para colmo después de devastar a nuestra vegetación en el Altiplano Central en los meses de Febrero y Marzo, dejamos el terreno desnudo y expuesto a los fenómenos naturales  hasta el mes de Septiembre, cuando recién empezamos la siembra, esto quizá sea aceptable y hasta tradicional en el Altiplano Sur donde tienen suelos arenosos pero en el Central, señores la cosa es diferente (similar pero no igual).
 
5.        Encima para la siembra utilizamos la semilla más barata, claro la quinua tiene un amplio rango y porcentaje de emergencia en el altiplano no importando su tamaño por ello es que tenemos una amplia variabilidad genética; sin embargo para tener granos uniformes podemos utilizar semilla de alta pureza para optimizar nuestro rendimiento y calidad del grano en la cosecha y para tener grano diferenciado para diversos usos. Pero que hacemos sembramos nuestra propia semilla que ni siquiera la hemos seleccionado por lo menos a un 95% e incluso mucho menos, o sino compramos semilla que ni a la vista es homogénea en cuanto a tamaño ni color  y así como queremos tener lotes o stocks homogéneos?.
 
6.       Ya sembrada las semillas ni siquiera nos preocupamos por regarla y claro nos es muy difícil regar 30 o 50 Has seguidas, pero nos fue muy fácil devastar en 1 a 2 semanas lo que tardo en crecer más de 20 años.
 
7.       Y bueno ya se establecieron las plantas que encontraron humedad y las que no la encontraron  o no germinaron o lo harán más tarde o simplemente las plántulas por la insolación, las heladas y los vientos perecieron, dejándonos una muy baja densidad de plantas por superficie lo cual ya es una señal de bajos rendimientos y todo por no ser capaces de garantizar una buena germinación y emergencia.
 
8.        Y lo SEGUNDO peor que hacen muchos van a los mercados locales a comprarse los productos más baratos que son los PESTICIAS como el Cypertrin, Alcafol, Nurelle y otros piretroides de línea amarilla para el control de plagas sin el menor escrúpulo de subir las dosis con el fin de que mate lo más rápido posible a los gusanos lepidópteros que atacan a la quinua. Y claro como no somos nosotros los que lo aplicamos y más bien contratamos a personas para que lo hagan no nos preocupa en lo mínimo lo toxico que pueden ser para el cultivo, y ni mucho menos pensamos en las personas que lo aplican.
 
9.       Y en la cosecha decimos” hay que hacerlo rápido la mano de obra cuesta”, “hay que arrancar las plantas para que con hoz se tarda más” y así desenraizamos las plantas y somos los principales erosionares de nuestro suelo por tan solo abaratar costos, ni siquiera permitiendo a la raíz que se convierta en materia orgánica lo más rápido posible.
 
10.    Y así podemos nombrar un sinfín de errores que cometemos y que son indudablemente las causas de nuestra baja productividad.

Y encima de todos estos errores que cometemos queremos un buen precio??? Cómo?  eso incluso éticamente es inadmisible, yo diría que incluso eso no es permisible medioambientalmente.
Y que hacemos cuando vemos que unos POCOS PRODUCTORES sí cumplen con las NORMAS DE PRODUCCIÓN ORGÁNICA y obtienen un precio justo por el trabajo esforzado que realizan? nos dedicamos a hablar mal de la empresa que hace posible que esos productores realmente sean premiados por su esfuerzo y encima queremos que el Estado la nacionalice?? Increíble señores a donde vamos a llegar así; incluso como temerariamente se puede amenazar con bloqueos, saqueos e intervenciones a las empresas, eso hasta sería un acto delincuencial; actitud además que no tiene nada que ver con los verdaderos y tradicionales productores de Quinua ecológica. Reflexiones señores, reflexionemos.

Y con esto no quiero decir que estoy de acuerdo con el precio actual de la Quinua orgánica certificada aunque tal vez coyunturalmente es lo más real (550 a 650 Bs); pero me gustaría que sea mucho más  y llegue a 800 o 9000 Bs. dependiendo de la variedad (siempre y cuando sea totalmente orgánica) que para mi sería lo más justo y para que los productores puedan incrementar su producción de una manera racional y eficaz y para incentivarlos a cumplir con las normas, las cuales en mi opinión deberían ser aplicadas por todos los productores conscientemente y no de una manera obligada como muchos lo toman. Y además que no habría necesidad de NORMAS si es que desde un principio hubiéramos sido honestos con nosotros mismos,  con nuestros hermanos y sobretodo con nuestro medio ambiente.

Todo lo dicho anteriormente es para reflexionar y vamos a ser sinceros sobretodo a los llamados "RESIDENTES" (personas que emigraron a la ciudad o a otros países y regresan al campo) quienes su ambición solo les hace ver a la la quinua como dinero y el terreno no les vale nada porque ellos no regresaran al campo se quedaran en las ciudades y también para los productores convencionales acostumbrados a vivir del trabajo de otros y aprovecharse de terrenos ajenos sin respetar nada y a nadie; y como olvidarme de los famosos intermediarios acostumbrados a ganarse el dinero con el esfuerzo ajeno (claro hay excepciones) pero al que le toque el guante que se aguante.

Finalmente pidamos buenos precios al mercado internacional por nuestra ancestral y nutraceútica Quinua y Quinua Real cuando la produzcamos de manera completamente orgánicamente, en superficies que podamos CONTROLAR manejándolas ecológicamente de acuerdo a nuestra capacidad ECONOMICA Y DE TIEMPO, sin dejar suelos desnudos, protegiendo y manteniendo nuestros ÁRBOLES ANDINOS ( Th’ulas), preservando nuestros pastos nativos para nuestros ganado, que nos brindan su estiércol que es  la principal fuente de fertilizante para el cultivo; haciendo descansar nuestros terrenos, cumplir con la roturación de cultivos o finalmente fertilizarlo anualmente; utilizando productos biorganicos ya elaborados comercialmente o elaborarlos nosotros mismos usando nuestras plantas nativas y cultivadas, para el control de plagas y claro mejor sin no tenemos la necesidad de usarlos, y al final obtener un producto orgánico, seleccionado y de alta calidad y pureza para los consumidores y sería mucho mejor si lo beneficiáramos e  industrializáramos nosotros mismos para así evitar la dependencia de las empresas beneficiadoras para comercializar nuestros productos; recién así Señores tendremos la MORAL para pedir buenos precios por nuestra producción, así como gratamente muchos productores ya lo hacen.

Oruro, 27 de Abril del 2016
Rubén R. Miranda C.

lunes, 25 de abril de 2016

“Quinuina” crece y se afianza con sus productos nutritivos



Tras obtener varios premios nacionales, la empresa familiar sucrense se consolida con sus novedosas presentaciones de albóndigas y bocaditos de quinua con queso y charque. Además, amplió su oferta con una línea de cereales, tostados y flanes.

Con la motivación principal de brindar a sus clientes productos a precios accesibles, tan novedosos como nutritivos y saludables, elaborados a base de quinua real orgánica certificada, amaranto y cañahua, la empresa chuquisaqueña “Quinuina” se afianza en el mercado local y se expande poco a poco a nivel nacional.

Este negocio familiar nació como un proyecto universitario presentado por Paola Urquizu a la Facultad de Ingeniería Comercial y, “sin mucho pensar, en 2012 nos lanzamos a la Fexpo Sucre y tuvimos una gran aceptación”, cuenta a CAPITALES el gerente propietario de Quinuina, Andrés Kalimán.

En la actualidad, la empresa transformadora y comercializadora de quinua real, amaranto y cañahua de Andrés Kalimán y Paola Urquizu ofrece dos líneas de productos: instantáneos en polvo o grano y pre-cocidos congelados, entre los que se encuentran las exquisitas y únicas albóndigas.

De hecho, “el proyecto a un inicio estaba pensado solamente con las albóndigas. Los productos es han ido modificando según las necesidades del cliente: albóndigas más pequeñas, nuevas cantidades de unidades en cada paquete… todo fue variando por un estudio de mercado realizado a partir de nuestra participación en distintas ferias nacionales”, complementa Kalimán.

Entre otras, Quinuina estuvo presente en la Fexpocruz de Santa Cruz, la Feicobol de Cochabamba, la Expoteco de Oruro, la FexpoSur de Tartija, la Fiposi de Potosí y la Fipaz de La Paz. Todas le sirvieron como plataforma de despegue, lento pero seguro, logrando hasta el momento que sus productos se vendan en una tienda natural de Cochabamba.

El sello distintivo
Estos productos se caracterizan por tener un alto valor nutritivo y por sus presentaciones novedosas. Por un lado están las albóndigas de quinua con queso, las albóndigas de quinua con charque, los bocaditos de quinua con queso y los bocaditos de quinua con charque. Todos pre-cocidos y congelados, listos para freír u hornear en solo tres minutos.

Por el otro, la línea de cereales, tostados y flanes, parte de una segunda etapa de inversiones con capital semilla tras participar en varios concursos nacionales. Quinuina ganó varios premios, entre ellos: “Joven emprendesol” (El Alto, 2012); “Sucre Emprende, Premio Municipal al Emprendedor” (Sucre 2013); “Emprendeideas Mujer”, de la Sociedad Boliviana de Cemento, SOBOCE (La Paz, 2014).

“El apoyo económico de capital semilla nos permitió expandir la oferta de productos e invertir en maquinaria, logrando así mejorar en gran medida nuestra capacidad de producción”, destaca Kalimán.

Así pudieron comprar una amasadora para albóndigas, moldes de acero inoxidable para sacar un tiraje más grande, y otros más pequeños para los bocaditos, selladores industriales. “Antes era de manera artesanal, una albóndiga a la vez”, explica el emprendedor. Ahora, un tiraje de 50 paquetes o más lo puede hacer una sola persona.

Materia prima
El amaranto, rico en carbohidratos y calorías, lo obtienen de provincias de Chuquisaca —como Tomina, El Villar y Tarvita— en virtud a un convenio con ASOVITA. La quinua, con sus vitaminas y aminoácidos, del municipio de Salinas de Garci Mendoza, Oruro. Mientras que la cañahua (un grano que se produce en el altiplano y tiene incluso más proteínas que la quinua), de La Paz. A este último lo utilizan para los suplementos, por su alto valor proteico.

“Combinando los tres granos, consideramos que conseguimos un nivel balanceado de vitaminas, carbohidratos y aminoácidos”, refuerza Kalimán.

Perseverancia y crecimiento
Una mayor inversión trajo además la gratificación del registro sanitario del Senasag, en 2014, necesario para el comercio tanto local como nacional.
Con trabajo silencio, Quinuina fue ganando terreno y logró colocar sus novedosos y saludables productos en todos los supermercados, tiendas naturales especializadas, friales del Mercado Central y micromercados. En su fábrica, ubicada en la calle Tito Yupanqui Nro. 8ª, del Barrio Alto Delicias, cuenta con cinco trabajadores más dos en la sección de pre-venta.

Los interesados en adquirir cualquiera de sus dos líneas de productos pueden contactarse a los teléfonos 75784134 y 64-52483, o bien por correo electrónico al e-mail: quinuina@gmail.com.

La familia Kalimán-Urquizu se ha fijado como próximos objetivos el desarrollar un producto para el desayuno escolar y expandirse a más ciudades del país. Deja de esta forma un mensaje positivo para un mercado tradicionalmente pobre y sin las mejores condiciones para hacer empresa: con esfuerzo y perseverancia, es posible crecer como empresarios en Sucre.


viernes, 22 de abril de 2016

Quinueros declaran emergencia nacional por baja de precios

La Cámara Nacional de Productores de Quinua de Bolivia (CNPQ) que engloba además a las cámaras departamentales de Oruro, Potosí y La Paz, se ha declarado en estado de emergencia ante la caída internacional de la cotización de este producto que en la época de bonanza llegó incluso a Bs. 1.300 el quintal, hoy no pasa de Bs. 300, ocasionándoles graves pérdidas, tomando en cuenta sus costos de producción.

Esta posición es expresada a través de una resolución que fue aprobada el reciente sábado 16 de abril, en un cabildo abierto que se llevó a cabo en la plaza principal de Challapata.

En dicho documento, resaltan que el estado de emergencia es a nivel nacional y responde a la preocupación que tienen "por la caída del precio de la quinua, el trato abusivo de algunas empresa exportadoras y la discriminación a todos los productores".

Hacen notar también que por unanimidad de dicho cabildo, se determina el precio del quintal de quinua entre Bs. 600 y Bs. 800 de manera preventiva, en los mercados de comercialización como son Challapata, Río Mulatos, Caracollo y Patacamaya.



MONOPOLIO

La resolución de los productores de quinua, refiere también que están decididos a romper el "monopolio de las empresas que manejan el precio de la quinua a través de las exportaciones directas".

Hacen mención a la empresa Jacha Inti, a la que acusan de dividir a los productores de quinua privilegiando a sus acopiadores y sometiendo a los intermediarios a precios bajos que no justifican ni siquiera sus costos de producción. Denuncian igualmente que los laboratorios de esta empresa rechazan la adquisición de quinua de los productores, por lo que exigen a las autoridades nacionales y organismos internacionales la nacionalización de esta firma en cuestión.



MÁS APOYO

La resolución reclama igualmente, más apoyo de las autoridades. Piden por ejemplo: que el Banco de Desarrollo Productivo (BDP), cumpla con la reprogramación y rebaja del interés de los créditos contraídos; que el Ministerio de Desarrollo Rural y Tierras invierta para los quinueros, al igual que lo hace en el oriente y que las autoridades nacionales, departamentales y municipales se conviertan en principales aliados de este sector.

El último artículo de los 7 que contempla esta resolución, advierte que en caso de no darse cumplimiento y apoyo a esta demanda, se verán obligados a convocar a un próximo cabildo abierto, en la que se adoptarán medidas de presión "como ser marchas, bloqueos, saqueos e intervenciones a las empresas exportadoras que se juegan con la conciencia del productor".

Fuente: http://www.lapatriaenlinea.com/?t=quinueros-declaran-emergencia-nacional-por-baja-de-precios&nota=254065
_____________________________________

Comentario del Blog acerca de la nota publicada:

Hoy los precios de la Quinua Real han rebajado y por más de un motivo, realmente no podemos pensar que por nacionalizar una empresa  se vaya a solucionar el problema, es increíble a donde podemos  a llegar y opinar sin el mayor raciocinio.
 
Por qué antes de echar la culpa a alguien primero no reflexionamos en nuestras acciones.:
 
1.         Lo PRIMERO y más grave en los últimos años ABRIMOS DESMEDIDAMENTE  la frontera agrícola en el Altiplano, donde la agricultura extensiva no es racionalmente sostenible, ni amigable con el medio ambiente  a menos que se tenga una adecuada planificación con el suficiente capital humano y económico, pero que pasa la mayoría no lo hace y lo deja todo al azar y benevolencia del clima .
 
2.         Después de haber desertificado nuestros terrenos vamos a otros lugares a desertificar lo que no es nuestro, esta actividad camuflada con el nombre de "PARTIDA" esta DEFORESTANDO nuestras pampas altiplánicas, incendiando y arrancando nuestras T’hulas, ñaka t'hulas, lampayas, pajas y muchos otros pastos nativos.

3.       Y claro ya que hemos conseguido un terreno a la "PARTIDA" vamos con todo con el tractor y para que nos cueste menos roturamos decenas de hectáreas seguidas sin respetar caminos, colindancias con nuestros vecinos, bofedales, pastos nativos y sin dejar barreras vivas que nos ayuden a amainar los efectos de los vientos y además conserven y protejan en ellas a los controladores biológios de las plagas de la quinua. Para colmo muchas veces ni damos la cara y solo contratamos  a los tractoristas  para que roturen los terrenos, los que a su vez solo velan por sus intereses tratando de hacer lo más rápido posible el trabajo, para así poder ir a otra parcela y ganar más dinero a costa de devastar nuestros frágiles suelos altiplánicos.
 
4.       Para colmo después de devastar a nuestra vegetación en el Altiplano Central en los meses de Febrero y Marzo, dejamos el terreno desnudo y expuesto a los fenómenos naturales  hasta el mes de Septiembre, cuando recién empezamos la siembra, esto quizá sea aceptable y hasta tradicional en el Altiplano Sur donde tienen suelos arenosos pero en el Central, señores la cosa es diferente (similar pero no igual).
 
5.        Encima para la siembra utilizamos la semilla más barata, claro la quinua tiene un amplio rango y porcentaje de emergencia en el altiplano no importando su tamaño por ello es que tenemos una amplia variabilidad genética; sin embargo para tener granos uniformes podemos utilizar semilla de alta pureza para optimizar nuestro rendimiento y calidad del grano en la cosecha y para tener grano diferenciado para diversos usos. Pero que hacemos sembramos nuestra propia semilla que ni siquiera la hemos seleccionado por lo menos a un 95% e incluso mucho menos, o sino compramos semilla que ni a la vista es homogénea en cuanto a tamaño ni color  y así como queremos tener lotes o stocks homogéneos?.
 
6.       Ya sembrada las semillas ni siquiera nos preocupamos por regarla y claro nos es muy difícil regar 30 o 50 Has seguidas, pero nos fue muy fácil devastar en 1 a 2 semanas lo que tardo en crecer más de 20 años.
 
7.       Y bueno ya se establecieron las plantas que encontraron humedad y las que no la encontraron  o no germinaron o lo harán más tarde o simplemente las plántulas por la insolación, las heladas y los vientos perecieron, dejándonos una muy baja densidad de plantas por superficie lo cual ya es una señal de bajos rendimientos y todo por no ser capaces de garantizar una buena germinación y emergencia.
 
8.        Y lo SEGUNDO peor que hacen muchos van a los mercados locales a comprarse los productos más baratos que son los PESTICIAS como el Cypertrin, Alcafol, Nurelle y otros piretroides de línea amarilla para el control de plagas sin el menor escrúpulo de subir las dosis con el fin de que mate lo más rápido posible a los gusanos lepidópteros que atacan a la quinua. Y claro como no somos nosotros los que lo aplicamos y más bien contratamos a personas para que lo hagan no nos preocupa en lo mínimo lo toxico que pueden ser para el cultivo, y ni mucho menos pensamos en las personas que lo aplican.
 
9.       Y en la cosecha decimos” hay que hacerlo rápido la mano de obra cuesta”, “hay que arrancar las plantas para que con hoz se tarda más” y así desenraizamos las plantas y somos los principales erosionares de nuestro suelo por tan solo abaratar costos, ni siquiera permitiendo a la raíz que se convierta en materia orgánica lo más rápido posible.
 
10.    Y así podemos nombrar un sinfín de errores que cometemos y que son indudablemente las causas de nuestra baja productividad.

Y encima de todos estos errores que cometemos queremos un buen precio??? Cómo?  eso incluso éticamente es inadmisible, yo diría que incluso eso no es permisible medioambientalmente.
Y que hacemos cuando vemos que unos POCOS PRODUCTORES sí cumplen con las NORMAS DE PRODUCCIÓN ORGÁNICA y obtienen un precio justo por el trabajo esforzado que realizan? nos dedicamos a hablar mal de la empresa que hace posible que esos productores realmente sean premiados por su esfuerzo y encima queremos que el Estado la nacionalice?? Increíble señores a donde vamos a llegar así; incluso como temerariamente se puede amenazar con bloqueos, saqueos e intervenciones a las empresas, eso hasta sería un acto delincuencial; actitud además que no tiene nada que ver con los verdaderos y tradicionales productores de Quinua ecológica. Reflexiones señores, reflexionemos.

Y con esto no quiero decir que estoy de acuerdo con el precio actual de la Quinua orgánica certificada aunque tal vez coyunturalmente es lo más real (550 a 650 Bs); pero me gustaría que sea mucho más  y llegue a 800 o 9000 Bs. dependiendo de la variedad (siempre y cuando sea totalmente orgánica) que para mi sería lo más justo y para que los productores puedan incrementar su producción de una manera racional y eficaz y para incentivarlos a cumplir con las normas, las cuales en mi opinión deberían ser aplicadas por todos los productores conscientemente y no de una manera obligada como muchos lo toman. Y además que no habría necesidad de NORMAS si es que desde un principio hubiéramos sido honestos con nosotros mismos,  con nuestros hermanos y sobretodo con nuestro medio ambiente.

Todo lo dicho anteriormente es para reflexionar y vamos a ser sinceros sobretodo a los llamados "RESIDENTES" (personas que emigraron a la ciudad o a otros países y regresan al campo) quienes su ambición solo les hace ver a la la quinua como dinero y el terreno no les vale nada porque ellos no regresaran al campo se quedaran en las ciudades y también para los productores convencionales acostumbrados a vivir del trabajo de otros y aprovecharse de terrenos ajenos sin respetar nada y a nadie; y como olvidarme de los famosos intermediarios acostumbrados a ganarse el dinero con el esfuerzo ajeno (claro hay excepciones) pero al que le toque el guante que se aguante.

Finalmente pidamos buenos precios al mercado internacional por nuestra ancestral y nutraceútica Quinua y Quinua Real cuando la produzcamos de manera completamente orgánicamente, en superficies que podamos CONTROLAR manejándolas ecológicamente de acuerdo a nuestra capacidad ECONOMICA Y DE TIEMPO, sin dejar suelos desnudos, protegiendo y manteniendo nuestros ÁRBOLES ANDINOS ( Th’ulas), preservando nuestros pastos nativos para nuestros ganado, que nos brindan su estiércol que es  la principal fuente de fertilizante para el cultivo; haciendo descansar nuestros terrenos, cumplir con la roturación de cultivos o finalmente fertilizarlo anualmente; utilizando productos biorganicos ya elaborados comercialmente o elaborarlos nosotros mismos usando nuestras plantas nativas y cultivadas, para el control de plagas y claro mejor sin no tenemos la necesidad de usarlos, y al final obtener un producto orgánico, seleccionado y de alta calidad y pureza para los consumidores y sería mucho mejor si lo beneficiáramos e  industrializáramos nosotros mismos para así evitar la dependencia de las empresas beneficiadoras para comercializar nuestros productos; recién así Señores tendremos la MORAL para pedir buenos precios por nuestra producción, así como gratamente muchos productores ya lo hacen.



Oruro, 27 de Abril del 2016

Rubén R. Miranda C.

martes, 19 de abril de 2016

Pese a advertencias potosinos empiezan a cosechar quinua

Después de varias advertencias de las autoridades de la comunidad de Rodeo, quienes durante varios meses solicitaron al gobernador de Oruro, Víctor Hugo Vásquez y los responsables del Ministerio de Autonomías, puedan determinar el destino de la quinua sembrada, nuevamente los potosinos, comunarios de Coroma, incumplieron las actas de pacificación y empezaron con la cosecha de este producto.

Según la autoridad originaria de Rodeo, Rigoberto Arcaine, después de una verificación en la localidad de Chijllapata, desarrollado el jueves 14 de abril, se evidenció que ya se roturó los plantíos de quinua, para que posteriormente se proceda a recoger el producto en cualquier momento.

"Inicialmente hemos dicho que esas cosechas vayan destinado a bien social, o diferentes instituciones, pero aun así no han movido ni un ápice, ni el gobernador (Víctor Hugo Vásquez), ni el Ministerio de Autonomías, lo que pasa es que el jueves (14 de abril), ya han roturado la cosecha, ya han ingresado en territorio orureño, aproximadamente cinco hectáreas", informó.

Las plantaciones de quinua se encuentran en las localidades de Mujunkullco, Irocagua y Chijllapata, ahora se informó que existe movimiento por Irocagua, por lo que se podría cosechar estos sembradíos, lo que causa molestia entre los comunarios, por la ausencia de autoridades departamentales y nacionales.

"Creemos que el gobernador (Víctor Hugo Vásquez) ha tomado decisiones de compartir la tierra de nuestro departamento, a esa conclusión hemos llegado, porque no ha hecho nada hasta este momento. Por lo menos esa cosecha, podíamos solucionar entre colindancias de ambos departamentos, pero no se cumple, porque a la cabeza del Ministerio de Autonomías no ha funcionado", remarcó Arcaine.

Según el análisis de la autoridad originaria de Rodeo, todos los años realizan este sembradío y cosecha, lo que podría consolidarse como territorio de los potosinos, aspecto que no es asumido por las autoridades, esperando que recapaciten y defiendan el territorio orureño.

"No queremos ser maltratados, años pasados tuvimos problemas muy serios, hemos sufrido las arremetidas del otro grupo (de Potosí), por ello no queremos, porque a veces nos dicen que nosotros incitamos violencia, o dicen que somos de derecha, cuando solo queremos defender nuestro territorio", subrayó Arcaine.

Quinua el Grano de Oro

Quinua el Grano de Oro