lunes, 2 de marzo de 2015

Perú es el primer exportador de quinua y desplaza a Bolivia

Hasta 2013, Bolivia ocupaba el primer lugar como productor y exportador mundial de quinua, pero el año pasado quedó desplazada y cedió su posición de liderazgo a Perú que logró posicionar mejor su producto.
Un análisis sobre la competitividad del cereal boliviano, realizado por Andean Naturals, revela que hace dos años en territorio nacional se obtenían de los cultivos 61.182 toneladas y en 2014 se subió a 80.000 toneladas del grano. Sin embargo, la oferta de Perú que era de sólo 48.100 toneladas, se elevó el año pasado a 89.000 toneladas.
Si a fines de 2013 Bolivia era el líder mundial indiscutible en la exportación de quinua, con 36.000 toneladas exportadas, más del doble de las ventas de quinua peruana, en 2014 la oferta del país vecino creció a más de 35.000 toneladas.
Al mismo tiempo, la comercialización del país se contrajo a 25.000 toneladas y, por primera vez en la historia, pasó a ser el segundo exportador mundial de quinua.
Una de las razones por las que Perú tomó la delantera es que desde mediados de 2013, los exportadores peruanos se beneficiaron con fuertes incentivos (- 5% de draw-back, un régimen aduanero que permite obtener la restitución total o parcial de los derechos arancelarios) en costos para empresas exportadoras y libre arancel para exportar a Estados Unidos. Además, ofertar el grano con precios más bajos.


El mercado mundial del cereal andino creció en un 25% en 2014 y se prevé que seguirá en expansión en un 20% anual. Alcanzará aproximadamente 165 mil toneladas métricas por año en los siguientes cinco años, según el análisis realizado por Andean Naturals.
Precios

En un lapso de cinco años, el precio de la quinua se triplicó al pasar de 1.250 dólares la tonelada métrica en marzo de 2008 a 3.800 dólares en marzo de 2013.
A mediados de 2013 una fuerte especulación llevó el valor de la semilla a un alto y en diciembre alcanzó 8.000 dólares la tonelada métrica.
Hasta fines de 2014 se observó una notoria caída en los precios de la semilla no orgánica en Perú (alrededor de 5.000 dólares la tonelada), mientras que en Bolivia existió mucha inestabilidad porque de un precio cercano a 8.000 dólares, en enero de este año se bajó a una cotización de 4.500 dólares.
La contracción de precios se explica por la presencia de un mayor volumen de quinua peruana, cultivada industrialmente y de manera no orgánica.
Además, por un crecimiento en la demanda no especializada y masiva, basada esencialmente en la competitividad por valor y sin distinción de calidad o valores adicionales -vale decir, no orgánica, no Fair Trade.
También influye la homogeneización de tamaños y calidad entre la quinua boliviana, peruana y ecuatoriana, señala el estudio.
Adicionalmente, tiene su impacto la inestabilidad de los precios de la quinua boliviana, con variaciones entre mil y 2.000 bolivianos que tienen que ver con la irregularidad en la demanda del mercado de exportación, que ahora se dirige a Bolivia esencialmente para cubrir lo que no logra conseguir en Perú.
"De ser un productor con mercado estable, Bolivia pasa a competir en desventaja. El productor boliviano, ajeno muchas veces a las leyes de la demanda del mercado mundial, se mantiene aferrado a un precio que, en la actualidad, resulta insostenible”, señala Andean Naturals.
Bloqueos por precio
En el afán de restablecer sus niveles de ingreso, hace poco diferentes agrupaciones de productores del cereal bloquearon una carretera demandando la regulación de los precios por parte del Estado y, en algunos casos, la intervención de las empresas exportadoras.
Si bien este movimiento no afectó directamente al mercado consumidor, hay quienes interpretan este tipo de acciones como señales de inestabilidad socio-política y un perjuicio para la imagen de la quinua boliviana, añade Andean Naturals en su análisis.



Algunos hitos en la producción del grano andino

Oferta De ser un producto prácticamente desconocido en la década de los años 80, la quinua pasó a constituirse en el producto más codiciado entre los granos ancestrales.
Producción Esto impulsó a agricultores de varios países, entre ellos China, India, Estados Unidos, Canadá y Australia, a plantar la semilla y a adaptar diversas variedades para lograr volúmenes competitivos. Sus cultivos llenarán, sin duda, los mercados del mundo en el futuro a partir de 2015

Diversidad Existen más de 17 variedades. La más demandada en el mundo es la quinua real, que se da únicamente en el altiplano sur de Bolivia, debido a que está adaptada a sus características extremas: un clima frío y seco (entre 200 y 400 milímetros de lluvia anual), suelos salinos y elevadas altitudes (entre 3.700 y 4.200 metros).

Retos para que el país retome el liderazgo

Bolivia podría copar un 40% del mercado si mantiene su participación actual. Si retoma el liderazgo que tenía anteriormente, lograría acaparar un 60% de la oferta, asegura Andean Naturals.
Para lograr este objetivo, se plantean retos a los productores de quinua para mejorar su participación en el mercado internacional.
En primer lugar, propone que los productores se posicionen en un nicho de mercado con un producto de certificación de origen. Que la producción de quinua sea reconocida por su calidad, para no depender de la diferenciación de su precio con desigualdad en el mercado.
Para Andean Naturals resulta crítico que el mercado mundial distinga y valore la quinua real de otras variedades, para así posicionarse en un nicho de demanda exclusiva que garantice la estabilidad en los volúmenes de venta. Actualmente no se diferencia la semilla boliviana de otras variedades cuyo cultivo es de menor costo, por lo que la mayor parte de los compradores no está dispuesta a pagar precios de calidad premium.
Los productores también deben posicionarse en el segmento de mercado que valora el producto orgánico. El argumento de Andean Naturals es que la mayor parte de la producción boliviana es orgánica, pero el crecimiento futuro estará en nuevos productos a base de quinua, que no necesariamente requerirán producto orgánico.
Además, se propone que los productores eviten la mezcla y garanticen la calidad del producto nacional. En 2014 hubo un importante volumen de quinua peruana que ingresó al mercado estadounidense mezclada con semilla boliviana. Muchos compradores no distinguieron la diferencia. Algunos de estos volúmenes llegaron con pesticidas no aptos para el consumo, por lo que fueron devueltos. Bolivia tiene el reto de garantizar la calidad de su producto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Quinua el Grano de Oro

Quinua el Grano de Oro