domingo, 25 de mayo de 2014

Quinua instantánea; la batalla con la comida rápida ha comenzado

Está lista entre cinco y ocho minutos, sólo necesita agua caliente y, a diferencia de la comida rápida, no lleva aceite, conservantes o químicos. El grano de oro que crece en los alrededores del Salar de Uyuni y Oruro, no sólo ha conquistado los platos del mundo, se ha transformado en un alimento instantáneo hecho en Bolivia que se exporta a Estados Unidos, Chile y este año llegará a Canadá.
Kremmore, de la empresa Nut&Nat, es una línea de productos que le ha dado un nuevo rostro a la quinua convirtiéndola en un alimento instantáneo. Una oferta que surge como solución al problema de la falta de tiempo debido al trabajo. Es decir, resolver la eterna disyuntiva entre consumir comida saludable o rápida, según su creadora.

"La quinua instantánea necesita que se le eche agua y esperar pocos minutos para consumirla. Está ideada para facilitar la vida de las personas, pero tiene vitaminas y calidad. Nosotros producimos cinco variedades: una sopa, paella de quinua, quinua primavera, quinua roja y negra”, comenta la gerente general de Nut&Nat, Lily Zuna.

Zuna inició el emprendimiento en 2005, cuando la quinua empezaba a llamar la atención del mundo, haciendo una crema de habas para cocinar. Como la sopa empezó a tener éxito se decidió a hacer una línea en la que incluyó quinua, choclo y trigo.

Fue entonces que un comprador canadiense le pidió que elabore su sopa y crema de quinua, pero que éstas sean precocidas, que necesiten sólo unos minutos de cocción. La empresa adquirió nueva maquinaria y empezó a exportar en 2008.
La era instantánea
Pero la apuesta no quedó ahí. Debido a la aceptación que tuvo fuera de Bolivia, el comprador le pidió ampliar su línea de productos. Fue cuando Zuna empezó a experimentar con una elaboración instantánea a partir del grano de oro.
"Hicimos que las personas tengan rápidamente la preparación de la quinua con sus beneficios alimenticios, pero sin pasarse el trabajo de cocinarla desde que está cruda, algo que toma su tiempo”, indica.

El desafío fue que el producto tenga un sabor agradable y sutil, algo que se alejaba un tanto de las preparaciones criollas bolivianas, con el objetivo de que sea agradable para los comensales en otros países.

Cada envase de quinua lleva 40 gramos; la roja y negra llevan 35 y la sopa 26. El contenido tiene alrededor de 146 calorías y aportes de proteínas, carbohidratos y hierro, además no lleva gluten.

La zanahoria, el nabo, las vainitas, pimiento morrón, espinacas y algunas verduras más que incluye cada envase son adquiridas directamente de productores que cultivan en carpas solares, en La Paz. La empresa realiza el proceso de deshidratado antes de integrarlas a la quinua.

A los envases del grano de oro se unieron el de arroz blanco y arroz primavera.
En 2011 tuvieron que detener la producción para ampliar la empresa y crear la imagen definitiva de Kremmore, que hasta ese momento no se había exportado.
De El Alto al mundo
La creadora de Kremmore está rodeada de su entorno familiar para hacer realidad el emprendimiento. Su hija Pamela Loza es la jefa de Marketing y su hermana, María Reneé, que es nutricionista, supervisó la elaboración del producto para que ésta mantenga su valor alimenticio.
Una vez ultimados los detalles de envasado y la imagen el producto, salió oficialmente al mercado nacional en 2013.
El énfasis en los envases parece algo superficial; sin embargo, explica Zuna, era imperativo conseguir recipientes que no dañen un producto orgánico y sin conservantes.

No se podía utilizar envases de plastoformo, por ejemplo, que aunque son utilizados por otras empresas en productos como los fideos tipo ramen, llevan químicos.
Compitiendo con "monstruos”

Para competir con los "monstruos” de las grandes empresas internacionales, Zuna tomó lo orgánico como ventaja, algo que la competencia no ofrece.
"Lo que pretendemos es lanzarnos al mercado interno, ya hemos tenido algunas solicitudes en Cochabamba y Santa Cruz. Lo que nos falta es organizarnos con distribuidores”, comenta Pamela Loza.
La capacidad de producción de la empresa es de 40.000 unidades al mes, que está casi cubierta con las exportaciones.
Para Zuna y Loza hoy hay una mayor conciencia de consumir alimentos saludables. Actualmente, tienen cuatro productos instantáneos nuevos que han sido aprobados por compradores internacionales.
Otra de las características de la empresa, que emplea a nueve personas, es que la mayoría son mujeres.
"Lo que elaboramos se va a las mesas de otros países, ahora somos bien valorados. Es hora de que empecemos a hacer lo mismo en Bolivia” finaliza una de las trabajadoras de la empresa, Virginia Guarachi, de 34 años.

Datos y detalles

Venta El costo oscila entre nueve y 12 bolivianos en tiendas ecológicas -de productos orgánicos y naturales-, además de una cadena de supermercados.

Contacto Para saber más sobre el producto puede acceder a www.kremmore.com.
Publicación La revista internacional Organic&Wellnes News, dedicada a los productos orgánicos y bienestar de la salud, publicó un artículo sobre las propiedades de los productos Nut&Nat.
Premios Kremmore ganó el primer lugar en el Concurso de Gestión Ambiental Responsable 2010, otorgado por la Cámara de Industrias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Quinua el Grano de Oro

Quinua el Grano de Oro