domingo, 24 de marzo de 2013

Año Internacional de la Quinua Hacia una quinua perfecta

Una de las grandes pautas de orientación de la población mundial debe ser el evitar el agotamiento o el deterioro de los recursos naturales y el medio ambiente. En este sentido es prioritario fomentar y reforzar iniciativas de conservación de recursos naturales fundamentales para la producción agrícola y evitar su deterioro.

Precisamente es el caso del agroecosistema de los salares que corresponde al altiplano de la de Bolivia, la zona más productiva de la subregión donde se desarrolla el monocultivo de la quinua (variedad Real, en 65.000 has.) con rendimiento promedio de 3.000 kg/ha. El rendimiento, tamaño de planta y de grano (2 mm) que disminuye año que pasa es debido a varios factores, y uno de los principales es el impedimento mecánico que proviene del proceso de compactación de la estructura del suelo, lo que disminuye la porosidad y aumenta la densidad de masa.

Varios procesos pueden ocasionar la compactación, entre estas el uso de ciertas herramientas en la labranza, disminución y control del peso del tractor agrícola y el número de pasos de la maquinaria.

Un cierto grado de compactación es necesario alrededor de la semilla cuando germina, para facilitar el aprovechamiento de la humedad del suelo. Pero al formar estratos compactos por debajo de la semilla se presentan problemas en el crecimiento radicular, distorsionando las raíces. Se ha comprobado que en los suelos compactos la dificultad de penetración tiene relación con el de-

sarrollo de la planta y es el problema presente y futuro en la región quinuera de Salinas de Garci Mendoza.

Normalmente la labranza rompe y suelta el suelo, modificando algunos de estos factores condicionantes de la temperatura. El primer efecto reduce la densidad de masa y aumenta la evaporación de la superficie, la consecuente reducción de la humedad disminuye el calor específico y, por lo tanto, el suelo puede calentarse más rápidamente. Este sería el efecto superficial, ya que la reducción en conductividad térmica (resultado de la reducción de la humedad) significaría un aumento más lento de la temperatura a profundidad, el efecto depende de la cantidad de agua extraída. Una reducción

de la humedad baja el calor

específico, haciendo que el suelo caliente más rápido, pero al descender la humedad, se reduce también la conductividad térmica, tanto que el suelo profundo no se calienta.

Con estas consideraciones, resolvemos que el uso del arado de discos y la compactación por el uso desmedido de maquinaria, tiene relación con el desarrollo de la planta y el tamaño de grano, ya que la germinación de la quinua se inicia a pocas horas de tener humedad, alargándose primero la radícula que continúa creciendo y da lugar a una raíz pivotante, que alcanza, en Salinas de G.M., en plantas de 2 metros una raíz de 90 centímetros, entonces se puede concluir que por efecto del pie de arado no permite desarrollar a plenitud la raíz con la consiguiente disminución del tamaño de planta y grano, esto también como efecto de la inversión completa del suelo. Entonces se hace necesario una dinámica de regeneración del suelo considerando la tecnología tradicional de la quinua existente en la zona.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Quinua el Grano de Oro

Quinua el Grano de Oro